Tecnología para el turismo sostenible ¿Cómo nos beneficiamos los viajeros?

Por: Juan Francisco Muñoz, Country Manager Amadeus Colombia

Turismo sostenible, destinos inteligentes y aprovechamiento de la tecnología y la innovación son las claves que ha señalado la Organización Mundial de Turismo (OMT) para el crecimiento de la industria. Además del recurso humano capacitado para prestar un buen servicio y la infraestructura física, la tecnología es la más grande aliada de los actores del sector y de los entes promotores de turismo para hacerlo posible. ¿Pero cómo se benefician los viajeros cuando la tecnología apoya estos y otros aspectos?

Disminución de la Huella de Carbono en el sector

Hace unos meses tras la publicación del artículo “La huella del carbono en el turismo global” de la revista Nature Climate Change se encendieron las alarmas sobre la problemática medio ambiental que está creando el sector y la importancia de que todo el ecosistema de los viajes, que no se limita a las aerolíneas, genere acciones rápidas y efectivas que puedan contrarrestarlas.

Dicha publicación señala que el turismo global contribuye con alrededor del 8% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero a la atmósfera, lo que la hace superior a estimaciones previas que tenían organizaciones oficiales.

Es por esta razón que la tecnología está jugando un papel fundamental en la gestión de la disminución y concientización de las emisiones. Por ejemplo, Amadeus, el proveedor de software más grande del mundo para la industria de viajes, llegó a un acuerdo con la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) a través del cual incorporó información del consumo de carbono en todas sus plataformas de distribución para que los viajeros estén más informados sobre el impacto que sus viajes tienen y tomen decisiones más responsables al respecto.

Esto se da después de una investigación realizada por esta compañía tecnológica en conjunto con Griffith University, donde se confirmó que los viajeros necesitan y desean más información sobre sus emisiones relacionadas con los viajes, en particular con respecto a una mayor transparencia de las emisiones de carbono de las aerolíneas.

Del mismo modo hace unos días, y también gracias a la tecnología,  la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), y la Aeronáutica Civil de Colombia, anunciaron que iniciarán, a partir de enero de 2019, el Plan de Monitoreo de Emisiones de CO2 que busca que las compañías aéreas mitiguen el impacto de la aviación en el medio ambiente.

Garantizar el turismo accesible para todos los viajeros

Según la OMT, un turista con discapacidad, gasta el 35% más de lo que invierte un viajero que no presenta dolencia alguna y, de acuerdo con  la Organización Mundial de la Salud, el 10% de la población tiene algún problema de movilidad.

A la fecha en Colombia, 134 prestadores de servicios se encuentran certificados en las NTS, que incluyen requisitos para facilitar la accesibilidad en establecimientos de alojamiento, gastronómicos y agencias de viajes. Por otro lado, se ha adelantado la capacitación de 38 policías de turismo en lengua de señas y el Ministerio ha capacitado a 70 guías de turismo en el 2017.

Sin embargo, el papel que desempeña la tecnología en los viajes accesibles aún no ha sido explorada en el país y los avances específicos, como el reconocimiento de voz, aplicaciones inteligentes para personas con discapacidad visual o vías tecnológicas para sillas de ruedas, están aún sin explotar. Si los actores del sector comienzan a trabajar en pro de la accesibilidad utilizando estas soluciones pero sobre todo, teniendo en cuenta como un grupo de interés clave a personas con limitaciones físicas no solo estarán siendo más responsables socialmente sino que estarán permitiendo la entrada de nuevas personas al ecosistema de los viajes.

Hacer promoción inteligente de destinos turísticos

Estar en el “Top of Mind” de los turistas es el nuevo reto de los países. Poder posicionar su marca país, diferenciarse del amplio portafolio de destinos en el mundo y tener presentes las tendencias actuales debe ser el objetivo de las instituciones promotoras del turismo de cada destino.

Países como Colombia han comprendido este concepto y el año pasado Procolombia se unió con Amadeus para promocionar mejor el turismo hacia el país con base en información de Business Intelligence sobre lo que buscan los viajeros y sus tendencias de compra.

Después de esta alianza la entidad promotora de turismo encontró que con 172.000 reservas de vuelos, Estados Unidos lidera la lista de países cuyos ciudadanos visitarían Colombia en el 2018, seguidos por Argentina y España. Así mismo mostró que Italia y China presentaron una leve reducción en la cantidad de potenciales visitantes.

Ha sido con esos datos que Procolombia ha logrado mejorar la efectividad de las campañas de promoción en los mercados clave, y diseñar estrategias en los países donde están perdiendo popularidad.  Sobra decir que esto beneficia a todo el país teniendo en cuenta que el crecimiento del sector podría representar 230.000 nuevos empleos en 10 años, lo que representaría un 6,2% del total nacional según Consejo Mundial de Turismo y Viajes.

Renovar las formas de hacer turismo

A medida que se vuelve más claro que la experiencia del viajero es lo más valioso en el sector de los servicios las innovaciones turísticas y startups empiezan a moldear esta nueva fase del sector de los viajes.

Recientemente, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) lanzó una convocatoria para premiar a los emprendimientos más disruptivos de América Latina y el Caribe que estén usando la innovación para mejorar vidas. Por su parte, Amadeus for Startups es un programa global enfocado en las necesidades de las startups de viajes tecnológicas, donde la compañía le ofrece asesoramiento y acceso a clientes a jóvenes emprendedores que quieren apoyar el crecimiento del sector con una oferta diferente y responsable.

Con las facilidades actuales para viajar y acceder a servicios turísticos el panorama es muy positivo para el turismo. Nuevos retos surgen y la tecnología se convierte en aliada clave no solo para apoyar el crecimiento de la industria sino para ofrecer mejores servicios a los ciudadanos creando así un círculo virtuoso.