Un Bosque para solo 15 Parejas: Ecopark en Puyo – Amazonía de Ecuador

El último rebrote en España, confirma lo que ya se sabe: la gente se contagia en sitios cerrados. Ecuador ya promociona una Ruta desde Quito hasta Ambato, solo con hospedajes rurales, donde el viento frío abunda y limpia los amplios espacios de hosterías y haciendas.

Naturaleza cálida, aire puro junto a la vía Puyo a Baños

Los ecuatorianos buscan sitios con grandes espacios, recambio de aire que evapore los pensamientos negativos; horizontes infinitos y lejanos que curen la claustrofobia citadina;  comida slow que reemplace la chatarra; pan recién horneado con olor a nostalgia; distanciamiento superior al que señalan protocolos elaborados por burócratas en oficinas minúsculas; donde caminemos con calma rodeados de árboles; y el clima sea amable.

Protocolos de Bioseguridad internacionales

Esta búsqueda nos llevó a la Amazonía de Ecuador, al “pulmón” del mundo, donde la cálida brisa hace el amor con el frío ventarrón y todas las corrientes asisten a la boda, desde las más delicadas y perfumadas, hasta las que traen lluvias torrenciales que lavan todos los pisos, cada techo y enjuagan hasta la última hoja de cada árbol; incluso limpian el aire del cielo que se torna más celeste, certificando una biolimpieza que raya en la pureza, propia de la selva que emana efluvios que aumentan la inmunidad del visitante que tiene la suerte de “descubrir” esta Amazonía a tiro de lanza de Ambato, Riobamba o Quito.

Restaurante gigante ventilado por la brisa amazónica

Probar otra sazón, que nos sirvan a la habitación; escoger comida con sabores locales y mejor si son “de la casa”, es parte del escape.

Todo esto encontramos en una “isla” de bioseguridad y comodidad en medio de la selva.

Ecopark, una reserva de bosque de 16 hectáreas al filo de la vía Puyo – Baños, reabrió como el primer “Todo Incluido” de la región y se enfoca en sus clientes de Riobamba, Ambato, Latacunga y Quito; donde a más de la saturación citadina, la gente necesita un escape del frío, a este tibio resort donde las suites, piscina, restaurante, SPA, los platos, todo es grande, casi gigante. Con un aforo en piscina de 350 personas, restaurante de 250 y camas para 45 personas; hoy solo pueden ingresar un máximo de 15 parejas, lo que garantiza distanciamiento, exclusividad, comida de alta calidad y despertar con el trinar de las aves.

SPA Shamánico gigante, con tratamientos de sanación y rejuvenecimiento

En este hotel los huéspedes andinos se sorprenden por la excelente calidad de sueño, debido a la abundancia de oxígeno, camas king size y suites panorámicas que permiten ver el movimiento de cada nube, ver una película al amanecer y ponernos al día en el Wsapp gracias a su Wifi de alta velocidad, por lo que acá se desayuna a partir de las 9h00, un buffet “asistido” por un empleado, por lo que ningún huésped  toca los alimentos, como pan y yogurt hecho en casa, protegidos por una mampara de vidrio en un restaurante tipo coliseo, arrullado con sonidos de aves.

Sabores locales, pan y yogur de la casa. Desayuno buffet

Almuerzo y cena “a la carta”, picadita a media mañana y media tarde, catas de licores de la casa de 80 grados, piscina con 5 ambientes, un SPA con Shaman de mascarilla, paseos por el bosque para respirar los aceites que inmunizan a los arboles de los bichos … a propósito: aquí no hay contacto con los bichos, aprendieron a alejarlos.

Ecopark es el primer hotel Amazónico en brindar el servicio de Trasnfer puerta a puerta a varias ciudades de ecuador. Ver Video.  /Pilar M.

Senderos aéreos: 14 pistas en el cielo.