Últimos Posts

Turismo mandarina

Por Guido Calderón.

Por equivocación tomé un envase de “clementina” en vez de jugo de naranja y solo me di cuenta de mi falla, al día siguiente, al momento del desayuno. Serví con recelo los respectivos vasos de mi esposa y de mi hija Thaiz, quien fue la primera en expresar su admiración por tanta delicia de este jugo de “mandarina” que reemplazó definitivamente al jugo de naranja durante nuestra estancia en Paris.

Al retornar a Baños de Agua Santa, a partir de El Pingue, unos 15 minutos antes de llegar, se ve infinidad de puestitos y covachas, sin espacio para parquear, donde los campesinos pasan todo el día esperando que alguien pare -arriesgándose a un choque- y haga una compra de sus fundas de mandarinas que, por exceso de oferta, caen a un precio que no justifica ni el valor de recolección.

Este déjá vu frutícola se da desde hace décadas, se extiende hasta la población de Río Negro y nadie alienta a los campesinos a procesar la fruta y venderla como jugo, mermelada, caramelizadas o convertida en licor; en ese gigantesco mercado de 1.5 millones de consumidores que vienen a Baños de Agua santa, donde miles de personas caminan con su botella de agua muerta,  que ni siquiera quita la sed porque ha pasado tantas purificaciones que no tiene nada que aportar al cuerpo humano.

Recientemente en Uruguay note que en todos los sitios que visité, se ofertaba jugo de naranja hecho ese momento en máquinas que exprimen la fruta en segundos, nadie vendía naranjas, solo su delicioso y saludable jugo. No llegan a embotellar, pero la abundancia de estas maquinas me sorprendió y me gradó por la facilidad que tiene el visitante de beber este elixir lleno de vitaminas C que fortalece nuestro sistema inmunológico.

Ecuador tienen abundancia de materia primas. Esta temporada varios camiones repletos de naranjas llegaron a vendernos, peleando entre ellos quien da más barato, cuando lo inteligente y productivo, sería que nos traigan jugo embotellado para servir en nuestros hoteles. En Ecuador siempre hay riqueza por ser aprovechada.

Publicado originalmente por El Comercio de Ecuador.

Latest Posts

No puedes perderte