“La tecnología como pieza clave en el presente y futuro del sector turístico”

Aplicaciones tecnológicas

2019 ha entrado con fuerza y buenas cifras de negocio para el turismo en España, siguiendo la línea del año anterior que, gracias al último empujón, acogió a más de 82 millones de turistas y obtuvo un desembolso económico de casi 90 millones de euros, según el INE (Instituto Nacional de Estadística).

El pasado mes de enero, las cifras sorprendieron con unos datos superiores a los del mismo periodo que en 2018: más de 4 millones de turistas y un gasto superior a los 4.500 millones de euros.

Ante este escenario, es acertado plantearse de qué modo el turismo puede impactar aún más si cabe en el viajero para captar su atención y atraerlo, con propuestas comerciales atractivas que impulsen las ventas y dinamicen la economía. En este sentido, los expertos auguran un gran protagonismo de las nuevas tecnologías como herramientas de captación y fidelización de turistas debido a la gran transformación digital del mercado.

Y es que, rodeados de cambios constantes y una demanda cada vez más exigente, no es de extrañar que la industria turística ponga el foco en ella como gancho para atraer viajeros que buscan experiencias de desconexión, ocio y relax.

De hecho, el sector turístico ya ha experimentado desde hace unos años hasta la fecha un cambio de tendencia hacia estrategias de comercialización basadas en soluciones tecnológicas, en línea con la evolución digital emergente que en pocos años llegará a todos los sectores de la sociedad.

Sin ir más lejos, el uso de nuevas tecnologías como la inteligencia artificial, el blockchain, big data o la robótica ya han cogido fuerza en sectores como el industrial. Aunque aún es algo incipiente, dichas soluciones ya están introduciéndose en el sector turístico donde dentro de poco se verán revolucionarios proyectos que impactarán en este ámbito.

Aplicaciones con impacto global

A día de hoy, los actores implicados en la industria del turismo ya contemplan la implantación de nuevas tecnologías y algunos de ellos ya han empezado a aplicar distintas herramientas a fin de conseguir situarse en los primeros puestos de las ciudades o poblaciones más top de los rankings turísticos, obteniendo así un impacto a nivel global.

Ejemplo de ello lo encontramos en soluciones de realidad virtual o aumentada, donde se han visto aplicaciones adaptadas a experiencias gastronómicas o en paquetes de actividades de exterior, como representaciones en fachadas de edificios históricos, así como en el sector hotelero como herramienta de reconocimiento facial para dar acceso a distintas zonas de un hotel.

Pero no sólo la realidad virtual se ha visto inmersa en el turismo. Otras soluciones digitales también sirven de ejemplo aplicativo.

Es el caso de asistentes de voz para comercios hoteleros, chatbots para mantener conversaciones a través de un programa informático implantado en plataformas online de reservas o, al mismo tiempo, la tecnología móvil que, a través de los smartphones, se convierten en guías turísticos a la vez que localizadores de restaurantes o agencias de viajes en las que reservar una estancia vacacional.

En este punto, cabe destacar también el papel que juega otra revolucionaria tecnología como es el mapping, una técnica de proyección de imágenes en 3D, iluminación y efectos especiales acompañados de música, que recrea una historia o un concepto sobre distintas superficies.

En el contexto del sector turístico, este tipo de iniciativas pretenden llevar al turista a los orígenes de una ciudad, a la historia de una representación artística o a la belleza de un edificio histórico.

Encontramos un ejemplo de esta peculiar propuesta a través del proyecto Tossa Font de Llum, una iniciativa que se ha llevado a cabo en el municipio de Tossa de Mar, en la provincia de Gerona, para representar su historia a través de un mapping proyectado sobre las murallas de Tossa de Mar.

Esta tecnología combina imágenes, luces, sonido y efectos especiales con el objetivo de dinamizar el turismo local, atrayendo al turista mediante un espectáculo lumínico.

Esta apuesta por la innovación en el sector de la industria turística no ha hecho más que empezar y contribuirá a ciencia cierta a la promoción de los destinos y a impulsar el crecimiento de negocios afines que se beneficiarán del potencial las nuevas tecnologías.

Fuente: Smart travel