En Tiempos de Incertidumbre el Turismo debe Apoyarse en la Tecnología

Juan Franciso Muñoz

Por: Juan Francisco Muñoz, Country Manager de Amadeus Colombia.

 

Hace pocos días la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo – ANATO habló sobre la preocupación que genera en el sector la inestabilidad del precio del dólar. La industria del turismo se pregunta qué hacer para disminuir su impacto y no perder el terreno abonado durante los últimos periodos de crecimiento positivo.  

Y, aunque el precio del dólar es un factor que preocupa al sector, especialmente en lo que respecta a los viajeros colombianos que van al exterior pues se encarece el viaje, también es una oportunidad para potenciar los recursos existentes y buscar nuevas oportunidades. La tecnología entra aquí como un aliado clave que permite no solo optimizar procesos sino darnos la información necesaria para tomar decisiones a tiempo que permitan la continuidad y crecimiento de los negocios.

 

Un uso clave de la tecnología para los destinos o proveedores turísticos es la identificación de anomalías como altas o bajas demandas de reservas en tiempos donde normalmente este comportamiento no se daría para decidir si es necesario cambiar la forma como se posiciona el destino o buscar otros grupos target. Estas alarmas brindan un análisis sobre cuáles son sus principales problemáticas y permiten definir una estrategia de promoción para redirigir los esfuerzos.

El éxito de estas soluciones radica en su capacidad de ayudar a dar la respuesta correcta a un número de preguntas que puedan surgir en un momento de incertidumbre. Las herramientas de Business Intelligence que manejamos en Amadeus se basan en el Big Data, con las que se puede conocer cuáles son las tendencias de los viajeros, los orígenes de los turistas y cuáles son las capacidades de la oferta aérea del país. De hecho, esta es una herramienta que desde el 2017 utiliza Procolombia para identificar tendencias y hacer promociones focalizadas.

De la misma forma el marketing digital bien direccionado y efectivo puede ser de gran ayuda. Lo más importante es utilizar los datos de forma inteligente para que las campañas se posicionen en el mercado, por eso debemos saber a qué tipo de pasajeros queremos llegar o entender dónde debemos hacer publicidad. Al final estas herramientas nos permitirán saber cuándo esa inversión en marketing digital se transforma en una venta completa y tener claro cuando una campaña es exitosa.

Como en cualquier sector de la economía, en el turismo estamos expuestos a cambios repentinos que cambian los comportamientos de los viajeros y generan nuevas reglas del juego. Como industria debemos aprender a sortearlas y la buena noticia es que hoy en día tenemos más acceso que nunca a datos que nos permitan saber que están buscando los viajeros y así llegarles de forma focalizada.

 

La tecnología es nuestra mejor aliada si le sacamos provecho.  En Amadeus procesamos más de 3,8 billones de transacciones diarias y por eso entendemos el impacto del turismo basado en información inteligente.