ELIMINANDO EL PLÁSTICO DE UN SOLO USO EN LOS ESTABLECIMIENTOS HOTELEROS

Eliminación de productos plásticos de un solo uso

Una de las más destacadas cadenas hoteleras españoles, Vincci Hoteles, eliminará este año definitivamente los plásticos de un solo uso en todo el grupo, tanto en sus hoteles como en sus oficinas centrales, dentro de su plan Plastic Free que se ha propuesto como objetivo la eliminación total de este tipo de material en la compañía.

La cadena hotelera comenzó la retirada de productos de plástico y su sustitución por otras alternativas sostenibles —productos biodegradables y reutilizables— en 2017, y ahora, tanto sus treinta y ocho hoteles de España, Portugal y Túnez como sus oficinas centrales estarán libres de plástico de un solo uso al finalizar este año. De esta forma, durante estos tres años se ha ido sustituyendo los útiles de uso cotidiano como botellas, amenities, pajitas, bolsas de lavandería, etc. por otros de materiales sostenibles.

No al plástico de un solo uso

Algunos de los objetos de plástico que se han sustituido son:

  • Las vajillas, cubiertos y vasos de piscinas, por materiales de bambú u hojas de palma.
  • Las pajitas, por las de cartón o comestibles.
  • Las bolsas de lavandería, por hidrosolubles.
  • Los envases de los amenities han pasado a ser de papel piedra, y se está haciendo un proyecto piloto para acabar eliminándolos y cambiarlos por dispensadores.
  • Los productos de alimentación como, por ejemplo, mermeladas monodosis, se han sustituido por recetas preparadas en el propio hotel y servidas en envases de vidrio o dispensadores.
  • También es el caso de las botellas de plástico de agua. A través del proyecto ‘Agua Km 0’, tanto en las oficinas centrales como en los hoteles se han incorporado dispensadores que recogen el agua de la red local y la someten a un proceso de filtración, obteniendo así agua libre de olores o de cualquier otra sustancia perjudicial, conservando sus minerales naturales. Un agua de proximidad que evita los transportes, con la consiguiente reducción de CO2 que ello supone, y que se sirve siempre en envases de vidrio, contribuyendo a la eliminación progresiva de todas las botellas de plástico de agua embotellada en toda la cadena.

En definitiva, el departamento de Calidad y Medio Ambiente de la cadena ha ido analizando en estos tres años cada uno de los recipientes de plástico utilizados y buscando materiales biodegradables por los que se pudieran sustituir.

Fuente: Diario de gastronomía