spot_img
jueves, junio 13, 2024

Últimos Posts

CHOCOLATE AMAZONICO: NO A LA AMARGURA

La Costa ecuatoriana es la mayor productora mundial de cacao fino de aroma, de sabor bien amargo. Está científicamente probado los beneficios para la salud humana, del chocolate con mayor porcentaje de cacao, cuyo gran negocio hoy, es extraerle la manteca de cacao que se va a la industria de la cosmetología; y se reemplaza con manteca vegetal de palma: barata, difícil de digerir, dañina para la salud.

 

La mayoría de chocolates industriales son polvo de cacao con manteca vegetal; aunque por la falta de legislación en Ecuador, se comercializa como chocolate: manteca vegetal saborizada o “sucedáneos”; sin cacao ni manteca de cacao o si los tienen, es en cantidades insignificantes, lo suficiente para ponerlo en la lista de ingredientes.

Esto ha dado una fama terrible al chocolate; se lo concibe como una golosina malsana en nuestro país, por el daño a la salud que provoca en grandes y chicos, por lo que a pesar de tener el mejor cacao del mundo, los ecuatorianos apenas consumimos 300 gramos de chocolate al año, frente a los 12.000 que consumen los españoles y los 15.000 los suizos; quienes consumen chocolate con altos porcentajes de cacao, al menos un 75 % y relacionan: mientras más amargo mejor calidad y mayores beneficios para la salud emocional y física.

Los niños son quienes más gustan de saborear, moldear y jugar con el chocolate artesanal.

La Amazonía de Ecuador emerge en los últimos años como un nuevo productor de cacao fino de aroma, con la diferencia que el cacao amazónico no es tan amargo como el de la Costa, se cultiva en pequeñas chacras, donde llegan los comerciantes costeños y compran la pepa de cacao a precios irrisorios, motivando el abandono del cacaotal.

Las fábricas de chocolate en la Amazonía son contadas con los dedos. En cambio, en la Costa hay muchas y todas apuestan a fabricar tabletas con altos porcentajes de amargor, manteniendo la premisa que más amargo es mejor: lo cual hoy está en duda, porque los beneficios del chocolate no están en el amargor sino en la cantidad de cacao fino de aroma y más si éste es “orgánico” como es el amazónico, donde no hacen falta avionetas para fumigar los cientos de hectáreas de monocultivo, porque no las hay, aquí la chacra va de media a 2 hectáreas de cacaotal, que convive con el árbol de banana, el canelo, la guayusa y la gallina con sus pollitos, es decir; es un cacaotal feliz.

Familia completas son atraidas por las docenas de sabores “suaves” de chocolates

Este cacao amazónico “suave” permite saludables chocolates con altos porcentajes de cacao fino de aroma, que gusta a los niños y adolescentes; permite inducirles en su consumo que los pone alegres, con energía, mejora su capacidad de aprendizaje; y también es óptimo para la gente mayor que al ingerir chocolate con su manteca de cacao, ésta pasa al torrente sanguíneo y mejora la circulación, limpia el corazón, combate la depresión, los pone activos y alegres.

El paladar ecuatoriano no gusta de la amargura –ya hay suficientes-; lo que abre un nuevo mercado al chocolate con cacao fino de aroma amazónico, elaborado artesanalmente manteniendo su saludable manteca de cacao, que antiguamente curaba docenas de enfermedades.

Los visitantes aprenden y cada paso de la elaboración del chocolate, en un TOUR de aprendizaje y degustación.

La Fábrica Mágica de Chocolate de Baños en Agua Santa en Ecuador, en convenio con Kallari: Asociación de cientos de familias indígenas amazónicas de la provincia de Napo, que cultivan cacao fino de aroma en sus chacras orgánicas; ofrece variedad de chocolates con altos porcentajes de cacao fino de aroma, con todo su potencial de sanación física y emocional, en combinaciones con canela, guayusa, guayaba, melcocha, jengibre, fresa, uvilla,  que gustan a chicos y grandes, porque no contienen amargura; solo alegría, energía y sanación./GC

El chocolate amazónico,abre una opción sana de alegría y nergía a los Niños y jóvenes.

 

Latest Posts

No puedes perderte