BH, BS, BE, EK, Hotelería integral para la nueva década

PAULA MORALES

Bogotá, Marzo, 2020. Tras 51 años de contribución al desarrollo de la hotelería moderna en Colombia, la cadena Germán Morales Hoteles encara la nueva década escalado su evolución a la Hotelería Integral. Se trata de un concepto acuñado por la organización para definir el estándar de la estructura de su servicio, a partir de un esquema de 360° donde todos los eslabones de la operación de la firma están articulados para lograr los mejores resultados.

De acuerdo con la organización hotelera, solo la coherencia en los principios de funcionamiento en todas las instancias de su operación hace posible mantenerse como un jugador importante de la industria, dar respuesta a los cambios de la industria hotelera y tener un lenguaje coherente.

En ese sentido, la cadena GM Hoteles ha enfocado sus esfuerzos en la política laboral, como la herramienta base de los altos estándares de su servicio. “Estamos dedicados a hacer de este el lugar mejor articulado para vivir mientras trabajamos. Por ello nos comprometemos con programas y actividades ciertas, reales y sostenidas para que nuestros colaboradores tengan la mejor calidad de vida posible”, dijo Paula Morales, Directora de Mercadeo de la organización.

De forma permanente la Cadena ponen a disposición de su personal herramientas para que estén conectados entre sí, logrando un importante nivel de engagement (nivel de compromiso e implicación que tiene un trabajador con su empresa) en su interior.

Los resultados, informa GM Hoteles, han sido exponenciales, ya que todas las áreas de la organización han logrado relaciones cordiales y productivas al interior, con los clientes/huéspedes, con los inversionistas, con el sector gobierno, con los proveedores y la comunidad.

Con el ambiente y la comunidad

Con la sociedad en general también apuntan en GM Hoteles a mantener el concepto de Hotelería Integral. A través de sus planes de sostenibilidad y cuidado del planeta mantienen colaboración estrecha y funcional con importantes programas de cuidado ambiental – flora y fauna-  a través programas de Parques Naturales de Colombia.

El cuidado del Oso de Anteojos, en el interior del país, ha sido foco de la organización hotelera que aporta 3 mil pesos por huésped a Patrimonio Natural, entidad que a su vez direcciona estos recursos al programa de protección del oso de anteojos. En el caribe colombiano, GM Hoteles beneficia programas encaminados a la defensa del Mico Titi Cabeciblanco a través de la Fundación Proyecto Titi.

La Hotelería Integrla de la organización la complementa con su forma de vincularse a la comunidad de la zona en la que están ubicados los hoteles.

Reconocidos por haber sido construidos en espacios estratégicos de la ciudad, hoteles bh, bs, be y EK definieron una nueva manera de comunicación activada por las redes sociales (Facebook e Instagram), a través de la cual dan información sólida, bien estructurada y actualizada de la actividad cultural y comercial de la zona, junto con valiosa y documentada información histírica; junto con la información de cada uno de los hoteles.

“Los hoteles no son un ente aparte ni pueden estar disgregados del vecindario en el que están. Por ello tenemos una investigación permanente de lo que hacen los comerciantes del sector, de las opciones gastronómicas tradicionales y nuevas, de la agenda cultural y de servicios que se desarrolla”, explica Paula Morales.

Para ello la cadena ha definido una narrativa novedosa. El objetivo es ayudar a los huéspedes a descubrir la ciudad.

De acuerdo con Paula Morales, los hoteles de la tradicional cadena colombiana tienen todo lo que debe tener un hotel en cuanto a servicios, confort, conectividad, estructura y ubicación; “De ahí para delante buscamos la milla de más, la satisfacción de los huéspedes con nuestro servicio es un hecho que apreciamos mucho, pero buscamos y hemos obtenido más; eso es entender que no hay cabos sueltos, que no solo debemos ser un hotel con todo, sino ofrecer un sistema de Hotelería Integral”.