AMERICAN AIRLINES ESTRENA RUTA ENTRE DALLAS A QUITO Y GUAYAQUIL

Ministra de Turismo, Rosi Prado de Holguín

QUITO – ECUADOR.- Desde el 18 de diciembre los Aeropuertos Internacionales, Mariscal Sucre de Quito (UIO) y el José Joaquín de Olmedo de Guayaquil (GYE), cuentan con una nueva ruta directa y con siete frecuencias semanales hacia el aeropuerto Dallas Fort Worth (DFW) en los Estados Unidos gracias a la aerolínea American Airlines que pone a disposición sus aviones Airbus 319.

La inauguración de esta nueva ruta contó con la asistencia de autoridades como la Ministra de Turismo, Rosi Prado de Holguín; el Embajador de Estados Unidos en Ecuador, Michael J. Fitzpatrick; Pablo Galindo, Subsecretario de Transporte; Anyelo Acosta, Director General de Aviación Civil del Ecuador, Sandro Ruiz Gerente General Empresa Pública Metropolitana de Servicios Aeroportuarios y Carlos Criado – Director Desarrollo de Negocios de QUIPORT, quienes elogiaron la iniciativa de esta nueva ruta que facilitará más de 900 conexiones a todo el mundo, en especial a Europa y Asia de los cuales más de 200 son vuelos directos a destinos turísticos.

Estos nuevos vuelos directos entre Dallas a Quito y Guayaquil podrán atraer turistas e inversionistas desde el mercado asiático con sus principales ciudades como a Beijing, Tokio, Shangay y Hong Kong gracias a que desde Dallas se abren las rutas directas para Asia y Europa.

Solo desde USA entre enero y noviembre del 2019, Ecuador recibió 398.000 turistas, siendo un 15% en mayor medida que el mismo período respecto al año anterior.

La conectividad es fundamental en el desarrollo de la actividad turística en el mundo. Desde diciembre del 2017 el Ecuador ejecuta la política de cielos abiertos, lo que significa que países y sus aerolíneas del mundo pueden ampliar sus servicios aéreos bilaterales.

Este año 2019 cuatro aerolíneas extranjeras iniciaron sus operaciones en Ecuador: Air France, Plus Ultra, Inter Jet y Air Canadá. Se abrieron siete nuevas rutas internacionales y 69 nuevas frecuencias internacionales. Sin duda este fue un excelente año para la conectividad aérea del país de latitud cero. / Guido Pacheco.