Airbnb: Durmiendo lleno de adrenalina en una pista de Fórmula 1

(Global).- Airbnb pone al alcance de los amantes del automovilismo la oportunidad única de pasar una noche en Circuito Internacional de Sepang, en Malasia, durante la celebración del Gran Premio de Malasia de Fórmula 1 (del 27 al 29 marzo de este año). Airbnb hará posible que dos afortunados y sus amigos (tres por cada uno) puedan dormir una noche rodeados del bullicio, adrenalina y emoción de una de las carreras más prestigiosas del mundo. Los ganadores de esta iniciativa tendrán la oportunidad de disfrutar de unas vistas espectaculares de la curva más cerrada de la pista.

Para tener la oportunidad de vivir esta experiencia inolvidable, sólo es necesario acceder al anuncio del Circuito de Sepang en Airbnb, convertido en un anfitrión más de la comunidad, antes de la medianoche el 22 de marzo (hora de Singapur) y escribirle explicando por qué se desea pasar una noche en el circuito internacional de Sepang (el 27 o el 28 de marzo) mientras se celebra el Gran Premio de Malasia de Fórmula 1.

Los huéspedes podrán disfrutar de todas las comodidades en el alojamiento creado por Airbnb. Por la mañana recibirán un desayuno tradicional malayo, tras el cual se dirigirán a un exclusivo Pit Walk para ver de cerca toda la acción en boxes de los equipos. Los ganadores también tendrán la oportunidad de disfrutar de todas las actividades de ocio que rodean a la carrera: carnaval, drifting y karting en la zona Xtrack. Después de la carrera, podrán asistir a un concierto del grupo Kpop, Girl’s Generation. Además, podrán ver, tanto las carreras de pruebas, de calificación y la carrera final, desde un lugar privilegiado, ya que se les obsequiará con entradas para la tribuna principal.

airbnb-formula-one

UNA NOCHE EN LUGARES INCREÍBLES.

Airbnb cuenta con más de un millón de alojamientos en 190 países de todo el mundo. El alojamiento del Circuito de Sepang es el último en formar parte de la campaña ‘A Night At’, creada para hacer posible dormir en lugares del mundo donde se nunca antes ha sido posible pasar la noche. Algunas de estas experiencias han sido: un avión de KLM en el aeropuerto de Ámsterdam, las Galaries Lafayette en París, una tienda de IKEA en Australia, una cabina en la estación de esquí de Courchevel en los Alpes franceses y la Casa Batlló, el icónico edificio de Antonio Gaudí, en Barcelona. (europapress.es)