Túnez registró un aumento del 42% en el número de turistas en 2018

Tunéz

En 2018, Túnez ha recibido un récord de 8,3 millones de turistas internacionales, procedentes de Argelia, Rusia y otros países de Europa, cifra que supone un crecimiento del 42%. En el caso del mercado alemán, se ha disparado un 52%. Durante el año, los ingresos por turismo aumentaron a 1.360 millones de dólares (1.214,2 M €).

El negocio turístico de Túnez está en camino a la recuperación y el número de visitantes ha comenzado a regresar a sus niveles anteriores a la crisis, según ha informado el Ministerio de Turismo del país.

El turismo representa alrededor del 8% de la economía de Túnez y emplea a 400.000 personas, pero ha sufrido años de turbulencias tras los levantamientos de la Primavera Árabe en 2011 y dos ataques terroristas contra turistas en 2015.

“2018 fue un buen año”, dijo Rene Trabelsi, ministro de Turismo. “Hemos comenzado a dejar atrás la crisis“, y agregó que las llegadas de turistas para enero y febrero de este año ya fueron mejores que en 2010, antes de la Primavera Árabe.

Los principales operadores turísticos europeos comenzaron a regresar a Túnez el año pasado, después de tres años de rechazar el país después de que militantes de un grupo de vinculaciones terroristas mataran a 39 turistas en un ataque en una playa en Sousse y a 21 personas en otro ataque separado en el Museo Nacional de Bardoen la capital Túnez.

El número de turistas extranjeros aumentó casi un 45% el año pasado, con un aumento del 52% en las llegadas de Alemania. Túnez prevé que las llegadas de turistas alcancen los 9 millones por primera vez en 2019.

Trabelsi dijo que la demanda se mantuvo fuerte de los turistas rusos que han regresado más rápidamente después de la crisis, mientras que los turistas europeos se han mantenido más alejados.

Dijo que estaba dispuesto a atraer a más turistas británicos a través de campañas con operadores turísticos. Una delegación también asistirá a un evento de viajes que se celebrará en Londres este mes de abril para promover el país del norte de África como un destino seguro.

Fuente: Hosteltur