Rutas del Vino para conocer Guanajuato.

Guanajuato

Andrés Alonso. México – Guanajuato, enero del 2020.

Ubicado en el corazón de México, el Estado de Guanajuato es uno de los referentes del dinamismo económico del centro del país, con una amplia oferta de atractivos, que, ahora, las autoridades turísticas quieren mostrar al visitante a través de sus Rutas del Vino. Y es que la industria vitivinícola guanajuatense está en plena expansión y se ha convertido en polo de atracción.

El Estado de Guanajuato es conocido por la marroquinería, la producción de calzado, su industria automotriz, por albergar la capital mundial de las fresas, por ser la cuna de independencia, entre otros muchos iconos representativos de México. Ahora, el vino adquiere todo su histórico protagonismo.

La producción del vino en Guanajuato tiene más de 400 años, ya que se inicia con los primeros asentamientos en el siglo XVII. El Cura Miguel Hidalgo enseñó este oficio en Dolores Hidalgo hace 2 siglos, si bien, fue hace  unos años cuando estas tierras han retomado su vocación para ver crecer, con grandes resultados casas vinícolas y bodegas que están pisando, fuerte no solo en México, sino en el mundo con productos de gran calidad, que llevan en sus aromas y sabor lo mejor de esta tierra y su historia.

Por su cercanía con la ciudad de México, San Luis Potosí, Guadalajara, Querétaro y Aguascalientes, visitar las rutas del vino de Guanajuato es una buena opción para aquellos que quieren vivir de cerca la experiencia de caminar por un viñedo, degustar un buen vino, conocer el proceso de producción, convivir con la naturaleza y disfrutar de experiencias alrededor de los hermosos paisajes y excelentes vinícolas que se encuentran en estas rutas.

 Para ello se ofertan al visitante 5 rutas del vino de Guanajuato, de las que 2 se encuentran cerca de San Miguel de Allende, una cercana a León, una más cerca de Salvatierra y la quinta próxima a la ciudad de Guanajuato.

El territorio ideal para el cultivo de vid en México se encuentra en dos zonas, la zona sur del Trópico de Cáncer que abarca entre otras regiones a Baja California y a Coahuila y la franja del altiplano central con una altitud de 1,600 msnm, lugar donde se encuentra privilegiadamente el estado de Guanajuato, que tiene 300 hectáreas sembradas de uva, con una producción de 300.000 botellas al año.

Guanajuato Basíica de Nuestra Señora

La primera de las rutas vitivinícolas es la de León,  en la que puedes visitar Viñedo Octágono, Viñedo El Lobo, Viñedo Guanamé, tres excelentes opciones que se suman a los atractivos con los que cuenta la ciudad y completan  la visita. La ciudad de León es uno de los municipios del estado de Guanajuato, que hoy en día se ha transformado en una auténtica metrópoli con casi 1.5 millones de habitantes. Cuenta con una excelente conexión con el resto del país y es sede  de grandes ferias y eventos, que representan su apuesta por la modernidad. Además de ser un paraíso para las compras, León es una ciudad siempre amable con los niños que aún conserva el encanto de su Centro Histórico. 

Tres horas son suficientes para recorrer la ruta de Guanajuato,  la capital del estado. Ciudad minera, fundada en 1570, ofrece vistas extraordinarias debido a su topografía entre cerros, sus diminutas calles y callejones, sus túneles y calles subterráneas, así como sus santuarios. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1988. La ciudad de Guanajuato es una fusión de tradiciones prehispánicas y españolas, que dieron pie al surgimiento de la cultura novohispana; un destino obligado para todo aquel que visite el centro de México. 

La ciudad destaca también por haber sido uno de los principales escenarios en la Guerra de Independencia, así como centro universitario de la cultura y las artes. Hay que ver El Centro Histórico de la ciudad, con sus templos y casonas; las minas en los alrededores, como la Valenciana; sus 60 museos, como el de la Alhóndiga, el del Quijote o la Casa Diego Rivera; el  Teatro Juárez; el Mercado Hidalgo; y el funicular y el Monumento al Pípila.

Un día es el tiempo recomendado para recorrer la Ruta de Salvatierra, un enclave situado a 150 kilómetros de Guanajuato y 100 de San Miguel de Allende.

Gracias a su ubicación y desarrollo, las órdenes religiosas utilizaron la ciudad como centro de evangelización del valle de Huatzindeo. Con su asentamiento, las Carmelitas Descalzas, las Capuchinas y los Franciscanos construyeron sus templos y conventos en la traza urbana de la ciudad.

Otros atractivos son la Plaza de armas, el Santuario de la Virgen de la Luz, templo y Convento de San Francisco, el templo del Carmen, y el  Puente de Batanes, sobre el río Lerma.  Viñedo Dos Jacales se encuentra en el Pueblo Mágico de Salvatierra. Por su ubicación estratégica, puedes transportarte rápidamente al Centro Histórico.

La ruta de San Miguel de Allende ocupará al viajero 2 días. Recorriendo la Carretera Federal 51 y la Federal 110 podrás encontrar 7 vinícolas y complementar tu recorrido con una visita al Santuario de Atotonilco, conocido como “la Capilla Sixtina de América” y por supuesto visitar el pueblo mágico de Dolores Hidalgo, Cuna de la Independencia Nacional.  En el recorrido encontrarás las vinícolas con mayor tiempo produciendo vino, así como las más grandes en cuanto a instalaciones y producción. Puedes complementar tu visita haciendo algunas compras de productos gourmet o quesos de la región. También puedes disfrutar de algunas exposiciones de arte. 

San Miguel de Allende cuenta con una importante variedad de hoteles de todas categorías: desde hostales hasta hoteles boutique, categoría especial y de lujo. Sobre la ruta podrás encontrar la Hacienda los Picachos, en el kilómetro 3 de la Carretera Federal 111.