Nuevo turismo termal

(Global).- Una población que hace termalismo consume menos medicamentos, se enferma menos, baja el peso de salud en el presupuesto estatal, supera mejor el estrés, mejora  la calidad de vida, es más dinámica, productiva y feliz. Freddy Elhers cuando fue ministro de Turismo, en la Fitur 2013 hizo los contactos para que los españoles -que tienen un termalismo muy tecnificado- elaboren el Plan Nacional de Turismo Termal para Ecuador, pero aún no se concreta ese traslado de ‘now how’.

Esta semana se dio en Termas de Río Hondo, provincia de Santiago del Estero en el norte argentino, la 14ª Feria Internacional de Turismo de Salud y Bienestar TERMATALIA, con la presencia del Ministro de Turismo, Enrique Meyer; la gobernadora Claudia Zamora y el apoyo del intendente (alcalde) Miguel Mukdise, gracias a cuya gestión su ciudad se puso en la mira del mundo termal al ser sede del encuentro de 27 países, 200 touroperadores, un centenar de especialistas de alto nivel científico, que me hicieron ver un nuevo termalismo, que Ecuador debería incluir en su oferta turística debido a que es la corriente de mayor crecimiento mundial, convoca a un turista extranjero de alta gama y podría suponer para los ecuatorianos, opciones de sanación minero medicinal que superen lo terapéutico y se traten científicamente dolencias  y enfermedades cutáneas como la esclerosis, eliminación de cicatrices, traumatismos producto de los accidentes de tránsito, e incluso niños con limitaciones tendrían una nueva oportunidad en los balnearios.

Galicia, que desde 1999 tiene en el termalismo una de las mejores propuestas turísticas de España, en especial la ciudad de Ourense, conocida por su fuerte termalismo producto de las alianzas público-privadas, será la sede de la próxima TERMATALIA, que pasando un año salta a América y ya para el 2016, 6 países han mostrado su interés ante su director Alejandro Rubín, de ser sede de la 16ª edición, empezando por Baños de Tungurahua, representada por los concejales Edwin Vieira, Alex Hernández y su directora de Turismo Rita Garzón, que vinieron junto a la Fundación Cuenca Turismo, las Termas de Chachimbiro, la Fundación Amazonía Viva y la Cámara Española de Comercio de Quito, presidida por Rafael Roldán.

Se trataron los últimos adelantos científicos de infinidad de temas como  discapacidad, terapias y rejuvenecimiento facial, cosméticas aplicada al termalismo, calidad para centros termales, eventos como ciudades termales de América y Europa, la cata internacional de aguas, comunicaciones científicas, foro de inversores, curso de hidrosumiller, encuentro internacional del agua y salud, curso sobre spa management, bolsa de contratación turística internacional, encuentro de políticas públicas de termalismo; en fin, un nuevo mundo del cual en Ecuador tenemos todos los recursos, limitados conocimientos y una pobre rentabilidad.

El termalismo está por reinventarse en Ecuador para mejorar la propuesta turística nacional, quienes vinimos a TERMATALIA Argentina tenemos las herramientas, los contactos y la voluntad de impulsar un nuevo termalismo con base en las necesarias alianzas público-privadas. (Guido Calderón, TRAFFIC)