9.7 C
New York
viernes, agosto 19, 2022
spot_img

Últimos Posts

Nuevas demandas turísticas

El turismo crece y el de naturaleza lo hace más aceleradamente en todos los estratos de edad. La ‘aventura’ ya no es solo para jóvenes y fuertes, todos queremos sentir la adrenalina en condiciones de seguridad y comodidad.

El rafting en aguas correntosas tiene una demanda fuerte y queremos que el abuelito también lo viva; el equipamiento actual garantiza seguridad, el mayor peligro de este deporte turístico son los ríos contaminados, así que, si tiene un río cristalino cerca, hay una buena opción de negocio. Cuando el caudal no es suficiente para flotar botes con 7 personas a bordo, la opción es el tubing, tubos de llanta atados en forma de exágono.

El canyoning o descenso de quebradas con cascadas -también de agua limpia- ha desarrollado tal nivel de tecnología que no existe riachuelo montañoso que no pueda ser aprovechado turísticamente. Mucho cuidado que los triángulos de fuerza no dañen las rocas y dejen inservible la cascada. Un riachelo en parte alta puede ser convertido en un gran tobogán acuático que no exige mucha inversión. El agua no puede ser muy fría.

El canopy, que inicialmente era la exploración científica de la parte alta de los bosques amazónicos, ha derivado en tirolinas de cables de acero, que hacen volar a las personas como Superman; un zigzag de cables que hace un recorrido atravesando de un lado a otro un abismo; el descenso desde una loma o morro hasta una playa; por lo que lo que se ofertan lanzamientos de pocos minutos o de un día entero, combinado con senderismo.

El arborismo, otra derivación del canopy original, alterna tirolinas y puentes colgantes clásicos, himalayos, cruces de pato, construyendo complejos senderos aéreos, que permiten a toda la familia el contacto con la naturaleza y la emoción. Un buen bosque de árboles gruesos y altos -amazónicos o andinos- es imprescindible para que sea rentable; y si hay quebradas, mejor.

El jumping o salto desde puentes aún es ‘monopolio’ de los jóvenes que quieren demostrar su valor a sí mismos y a la novia. Se pueden construir torres de metal para agregarlos a recorridos de canyoning, canopy o arborismo.

Las comunidades, al ser poseedoras de grandes extensiones con ecosistemas aptos para estas actividades, son las que deben rentabilizar las demandas del mercado turístico, al que se debe agregar las cabalgatas que superan la aventura para alcanzar fines terapéuticos.

En un mundo que nos ahoga en tecnología, sudar, mojarnos, agarrar tierra y, sobre todo, compartir en familia, ya no es un lujo, sino una urgente necesidad.

Latest Posts

spot_img

No puedes perderte

spot_img
spot_img