NUEVA MINISTRA DE TURISMO DE ECUADOR

Rosi Prado de Holguín (Foto Mintur)

El 3 de diciembre Enrique Ponce de León fue reemplazado por Rosi Prado de Holguín como nueva Ministra de Turismo de Ecuador. Pasó exactamente 1 año en su cargo, al mando de un ministerio sin recursos económicos, con una pesada burocracia centrada en Quito y se enfocó en impulsar el turismo favoreciendo a los intermediarios, lo cual no dio resultados. Gestionó la política de cielos abiertos, que veremos frutos  a posteriori.  Su slogan inicial de “Uno a uno”, es decir que por cada habítate debía llegar un turista, de soñador pasó a absurdo, lo cual hizo que muchos no le tomáramos en serio.

Al ex ministro le quedó varía tareas pendientes que debió asumirlas desde el inicio de su gestión y que esperamos  la nueva ministra las emprenda:

  1. Evaluación de los resultados de sus antecesores –los hermanos Alvarado, uno de ellos prófugo de la justicia-, que gastaron cientos de millones en publicidad, de la cual nadie ha emitido un informe que señale cuánto se gastó, en qué medios, a través de cuáles agencias y; cuántos turistas se incrementaron por cada mil dólares gastados. A 2 años del “nuevo” gobierno, se mantiene en secreto el multimillonario gasto en una década de abundancia de dinero.
  2. Restituir las Direcciones Provinciales de Turismo –tanto funciones como presupuestos- que condensaban y trasladaban información a Quito, así el Ministro no andaba a ciegas, sin saber que sucedía en las provincias, como en efecto sucedió. El Mintur tiene una cabeza gigantesca, brazos atrofiados y piernas muy cortas.
  1. Devolver la obligatoriedad de afiliarse a las Cámaras de Turismo, para regular la actividad en el territorio parroquial, cantonal y provincial. Nadie mejor para regular a la Sociedad Civil que la misma Sociedad Civil. El pirataje, la informalidad, el mal servicio y la estafa, pueden evitarse en un gran porcentaje, con la vigilancia y regulación que ejercían las Cámaras de Turismo.
  1. Crear una veeduría de estadísticas de turismo, que verifique y avale las cifras de verdaderos turistas que ingresan a Ecuador. Absurdo que el Mintur publique el número de “ingresos” a Ecuador, eso es competencia de Migración. Se necesita saber el número real de turistas. Insinuar que ingresaron 2 millones de visitantes hasta octubre, fue una tomadura de pelo rechazada por todo el sector, rechazo que evidentemente se sintió en Carondelet y explicaría la salida del ministro a pesar de haberse ofrecido a “continuar” colaborando.
  1. Con una Asamblea irresponsable del futuro del país, es a través de los Gobiernos Seccionales, que el Mintur debe impulsar la regulación y control de los locales que brindan hospedaje en plataformas como Airbnb para que toda propiedad en renta al turista –o no turista- debe estar registrada y avalada su seguridad/calidad, por la Dirección de Turismo Municipal. Además de registrada en el SRI para que pague impuestos como cualquier otra actividad económica.
  1. “Toda” actividad de hospedaje, alimentos y/o bebidas, debe estar normada y regulada exclusivamente por el Ministerio de Turismo; el Ministerio del Interior no debe dar permisos de funcionamiento a estos negocios, si queremos elevar la calidad y sobre todo la seguridad, pues el claro que los delincuentes también duermen, descansan y lo hacen en hospedajes que funcionan con el aval del ministerio que debe cuidar la seguridad del país.
  1. Debemos GALAPAGUIZAR Ecuador, es ilógico que las islas encantadas sean uno de los 10 destinos más conocidos del planeta y Ecuador continental uno de los 10 más desconocidos. En la folletería y programas que se entregan a los turistas, en los cruceros, se detallan hora por hora, día por día, el itinerario de actividades en cada una de las Islas Galápagos, pero no se indica que pertenecen a Ecuador, por lo que muchos de los turistas que visitan las islas, pueden ir convencidos que pertenecen a Perú, ya que el paquete Galápagos – Machu Pichu, es uno de los más vendidos.
  1. Legislar que por cada noche en Galápagos, se pernocte una noche en Ecuador, enviaría un mensaje al mundo que el territorio insular, llamado Galápagos pertenece a un bello país llamado Ecuador y con suerte nos acercaríamos a las exageradas cifras que publicita el Ministerio de Turismo.

Éxitos Ministra Rosi Prado de Holguín, apóyese en las provincias, salga de la nube rosada de Quito y deje una huella de organización y control en el turismo de Ecuador. El mercadeo es fácil y mentiroso.

Guido Calderòn/