9.7 C
New York
sábado, diciembre 4, 2021

Entre la Sierra y el Mar: Mercure Santa Marta te invita a Celebrar el Amor

Celebrar el mes del Amor y la Amistad entre la Sierra Nevada y el Mar Caribe es un sueño que Mercure Santa Marta Emile...

Contenido

Últimos Posts

«NOVIAS», «MADRES VOLCÁNICAS» Y EL «DIABLO» SE CONJUGAN EN BAÑOS DE AGUA SANTA – ECUADOR

Con una caída de aproximadamente 40 metros, la cascada conocida como Manto de la Novia es una de las caídas de agua más imponentes de la Ruta de las Cascadas que nace en  Baños de Agua Santa, una de las ciudades turísticas de mayor renombre en Ecuador.

 

De agua transparente, con una temperatura de 10 grados centígrados, la cascada es tan grande que es visible, incluso desde una de las carreteras que une los Andes con la Amazonía.

Manto de la Novia

     

 

AGUAS CURATIVAS

      Hotel Spa  Termal Monte Selva

A menos de cuatro horas de la capital ecuatoriana, se encuentra la ciudad de Baños de Agua Santa, un destino que debe su nombre a las aguas termales, de las que disfrutan propios y visitantes en diversas piscinas, algunas de las cuales están en el corazón mismo de la urbe.

Centro de concentración de turistas, las piscinas también acogen a quienes buscan alivio a dolores, como los articulares, pues se les atribuye poderes curativos. Los más místicos también les adjudican poderes milagrosos por la protección de la Virgen de Baños de Agua Santa.

Situada en la provincia andina de Tungurahua, Baños está llena de rincones encantadores que conjugan lo tradicional con lo moderno, donde los turistas pasean por sus estrechas calles llenas de comercios, restaurantes y hoteles, y disfrutan de noches de música y bohemia.

La diversidad se multiplica en lo urbano y en lo rural, donde la aventura es el denominador común para los visitantes que pueden practicar cayoning, rafting, puenting, bungee jumping, así como expediciones y ascenso de montaña, escalada o canopy.

Además, cruzar por los puentes colgantes y las tarabitas localizadas en el circuito Baños-Río Verde, o pasear a lomo de caballos, en motocicleta o bicicletas.

 

MADRE VOLCÁNICA

Baños se derrama a los pies del volcán Tungurahua, de 5.023 metros sobre el nivel del mar, uno de los más activos del Ecuador continental.

Conocido como la «Mama (madre en quichua) Tungurahua», cuenta la leyenda que al volcán también lo llamaban «Bella que vomita fuego» y erupciona cada vez que tiene ira, porque se pone celosa de su esposo el «Taita (papá en quichua) Chimborazo».

Relatan los abuelos, que antes de casarse con ella, el Chimborazo peleó durante años con el taita Cotopaxi y otros volcanes para disputarse su amor, a punta de constantes erupciones.

Leyendas aparte, las erupciones de los últimos años se han convertido en postales, que los turistas se llevan en sus retinas y en las decenas de fotografías que captan desde miradores dispuestos para el efecto o como un regalo más en sus caminatas nocturnas.

 

DE AMORES A DIABLOS

Pailón del Diablo

Pero si de amores hablan algunas leyendas, otras también cuentan de diablos…y se complementan con emblemáticos lugares turísticos como el llamado «Pailón del Diablo», que forma parte de la famosa Ruta de las Cascadas, un recorrido por alrededor de 40 cascadas de distintas alturas.

Se trata de una hondonada formada por la cascada Río Verde al caer, que debe su nombre a la forma que tienen las rocas que se encuentran bajo la caída de agua y que aparentan el rostro del diablo, según Guías de turismo de la ciudad.

En el «Pailón del Diablo» hay un inmenso graderío que sube por el risco y desde el cual se aprecia la imponente caída de agua, que moja a los turistas, quienes llegan al lugar tras pasar por estrechos caminos plagados de biodiversidad.

El «Pailón del Diablo» tiene una caída de unos 80 metros y tres saltos de agua que forman un gran remolino.

 

 

«DULCES ACERAS»

De variada gastronomía para todos los gustos, los dulces de Baños no solo son un regalo al paladar de los visitantes sino un atractivo turístico, pues el proceso de elaboración se realiza en plena acera.

Ahí los expertos amasan la melcocha, elaborada con miel de la caña de azúcar que hierve a altas temperaturas en grandes pailas de bronce. Una vez que el producto empieza a enfriar, los «melcocheros» la estiran una, otra y otra vez en un tronco hecho con palo de guayaba, hasta conseguir un caramelo, que luego empaquetan en coloridos bloques, tan coloridos como la cantidad de aventuras que ofrece Baños, una ciudad que resume el potencial turístico de Ecuador y cuya fama trasciende fronteras en boca de los miles de turistas que la visitan cada año. /TRAFFIC

Latest Posts

No puedes perderte