spot_img
sábado, junio 15, 2024

Últimos Posts

Evolución turística

La falta de coordinación entre los gestores turísticos municipales y provinciales en Ecuador resulta evidente.

¿Existe comunicación y coordinación permanente entre los 221 directores municipales de turismo del Ecuador? ¿Al menos un grupito de WhatsApp? O cada quien dispara para donde se le ocurre. ¿Están en contacto los 24 directores provinciales de turismo?

¿Existe una coordinación permanente entre los gestores turísticos de los municipios, con el director provincial respectivo?  ¿Hay un sistema de información y formación nacional de un turismo que evoluciona cada día y todos los políticos dicen que es muy importante para el Ecuador? En otros países existe canales de señal abierta que pasan las 24 horas los atractivos turísticos de cada rincón del país, que combinan con capacitaciones para cada área del sector turístico. Al menos uno de los canales incautados debería estar haciendo esa labor.

¿Por qué los ecuatorianos no conocemos lo que se hace en otras ciudades y provincias en forma sistemática para poder comparar y coordinar con lo que hacemos en la nuestra? Será porque no es negocio para los políticos que haya estadísticas, que la ciudadanía evalúe con base en el incremento real y verificado de visitantes. Nadie quiere ser auditado en función de turistas, sino de fiestas y borracheras masivas.

El turismo de Guayaquil tuvo un repunte histórico a partir de la alcaldía de Jaime Nebot; pero su departamento de turismo fue eliminado por al actual alcalde, lo que evidencia que no le importa o no entiende el tema. La anterior prefectura de Chimborazo vendió humo por cuatro años, gastaron miles y miles de dólares y el turismo no aumentó.

Para eso están la AME (municipios) y el CONGOPE (prefecturas) dirán los políticos de turno; pero estas organizaciones son botines políticos para figureteo, más dinero y puestos burocráticos para los amigos. También para organizar paros y reclamar “sus derechos”.

Hay gestiones que merecen mencionarse. La prefectura de Tungurahua dio sustento el mes de mayo al único evento turístico nacional: FONATUR organizado por Lizeth Vélez, empresaria privada; lo más parecido a una feria de turismo que Ecuador, es el único país de Latinoamérica que no la tiene. La AME brilló por su ausencia. El municipio de Riobamba organizó unas jornadas académicas; por cierto, tampoco existe una asociación de las numerosas facultades de turismo, ecoturismo y similares, que son auténticas repúblicas independientes que gradúan miles de desempleados cada año. Tampoco una asociación de los profesores de turismo del Ecuador que llenarían varias cuadras en un desfile. Tampoco existe una agrupación de exministros de turismo que, sumando sus gestiones de los últimos 20 años, gastaron varios cientos de millones de dólares. No evolucionamos.

Publicado en El Comercio.

Latest Posts

No puedes perderte