10 motivos por los que querrás visitar Ecuador y no irte jamás

(Ecuador).- Ecuador es un país con una vasta riqueza natural. La diversidad de sus cuatro regiones ha dado lugar a miles de especies de flora y fauna. No en vano el Ecuador está considerado como uno de los 17 países donde está concentrada la mayor biodiversidad del planeta, siendo además el mayor país con biodiversidad por km2 del mundo. Asimismo, posee una amplia gama de culturas, actividades de aventura, patrimonios mundiales de la humanidad y una rica gastronomía. Por esto y miles de cosas más un viaje a Ecuador es algo que hay que hacer en la vida y aquí te dejamos 10 que te ayudaran a decidir tomar la maleta.

1. Islas Galápagos

A casi mil kilómetros de Guayaquil, las Galápagos es un archipiélago volcánico aún en formación. Descubiertas por casualidad en 1535 en un viaje al Perú de Fray Tomás de Berlanga, obispo de Panamá, son uno de los pocos paraísos casi vírgenes que quedan en la tierra, con unos paisajes primigenios por los que parece no haber pasado el tiempo.

Islas-Galápagos
ignitethailand.com

De las 7.214 especies de animales identificadas, el 31 por ciento son endémicas. Y todas ellas componen una fauna amable y confiada a la que los turistas se pueden acercar y casi tocar ya que no es nada agresiva. En 1978 estas islas fueron con toda justicia el primer lugar del mundo declarado Patrimonio de la Humanidad, y hoy son merecidamente el primer destino turístico en Ecuador. En los últimos veinte años, el número de visitantes se ha cuadruplicado. En 2013 recibió a 204.295 turistas.

2. Baños de Agua Santa y sus aguas termales

Baños debe su nombre a la abundancia del líquido elemento que se encuentra en este cantón, en especial por las muy conocidas fuentes de aguas termales que brotan de las entrañas mismas de la tierra, y que atraen a miles de visitantes ávidos por disfrutar de sus propiedades, para unos relajantes, para otros espirituales e inclusive para otros, medicinales. Aguas  consideradas terapéuticas, estimulantes de las defensas del organismo, relajantes todas estas reunidas en el Hotel Spa Termal Monte Selva con agua termal propia y enfocado en el Bienestar de los viajeros.

aguas-termales-Monte-Selva

Las propiedades curativas de las vertientes termales que salen desde las montañas adyacentes hicieron de Baños un próspero centro turístico. El agua en estado natural es de tipo “hipotermal” y emerge a la superficie a una temperatura de 78°C (la temperatura más alta para aguas termales en el Ecuador). Estas aguas son sometidas a un proceso de enfriamiento y canalización para llevarla hasta las termas, piscinas y baños turcos, luego de haber sido enfriada se mantiene a una temperatura ideal que oscila entre los 38°C y 40°C.

3. Tren Crucero

tren-crucero

Un tren turístico de lujo, llamado «Tren Crucero» viaja desde Quito a Guayaquil y viceversa durante cuatro días, recorriendo la costa y buena parte de los Andes a través de paisajes tan variados como deslumbrantes. Construido como un tren de época, y tras una inversión de 280 millones de dólares (unos 208 millones de euros) para rehabilitar 456 km. de vías férreas, va haciendo paradas (por eso se llama crucero) en lugares de especial interés como comunidades y mercados indígenas, parques nacionales, pueblos… y para dormir en hoteles-haciendas exclusivos. Una de las paradas más interesantes se realiza en la llamada «Nariz del Diablo», una montaña a la que sube el tren haciendo un espectacular zigzag, por lo que se ha ganado el sobrenombre de «el ferrocarril más difícil del mundo».

3. La Amazonia

Conocida como el «Océano Verde», la Amazonía se reparte entre nueve países de América del Sur, entre ellos Ecuador. Tierras salvajes que representan el 54% de la totalidad de las selvas tropicales del mundo y producen el 20 % del oxígeno de la Tierra. Más que un ecosistema, la Amazonía (más de 7 millones de km²) es una forma de vivir para sus habitantes y una experiencia única para los que la visitan.

amazonia-ecuador
ecuadorvolunteer.org

En el Napo, el río que nace al pie del volcán Cotopaxi y que recorrió Francisco de Orellana en 1542 hasta dar con el Amazonas, viven numerosas tribus, una de ellas son los mayuma, preparados para recibir a los turistas. En un pequeño museo antropológico se exhiben vestimentas tradicionales, cuyo uso es explicado a los visitantes por una indígena. Un contacto sencillo con los aborígenes asequibles para cualquier viajero.

4. Quito colonial

Quito, la capital, fue fundada por los españoles hace 480 años, y es la primera ciudad que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco (1978), y una de las 21 finalistas en el certamen Siete Ciudades Maravilla del Mundo. Posee los barrios coloniales más extensos y mejor conservados de América, un impresionante rompecabezas arquitectónico de 320 hectáreas en los que se suceden calles estrechas, iglesias, monasterios, palacetes, museos y plazas que abarcan desde el s. XVI al XX.

Quito-colonial

Un atractivo especial son las llamadas Noches Patrimoniales, que se celebran todos los sábados al caer el sol con recorridos temáticos amenizados con música danza y representaciones teatrales. Entre su sorprendente patrimonio colonial destaca la iglesia de La Compañía ser Jesús, cumbre del barroco iberoamericano; la de San Francisco, quizá la más representativa de la arquitectura del s. XVI; la Plaza Grande o Plaza de la Independencia, origen de la ciudad con el Palacio Presidencial, el Palacio Arzobispal y el hotel Plaza Grande; La Ronda, una calle tradicional sinónimo de bohemia, gastronomía y diversión…

5. La Avenida de los Volcanes

A principios del s. XIX el científico Alexander Von Humboldt bautizó con el nombre de Avenida de los Volcanes a todo el valle interandino del Ecuador. Tiene más de 300 km. de longitud y unos 50 de anchura y va de la provincia de Imbabura, al norte de Quito, hasta el sur del Ecuador. Alberga a más de 70 volcanes que se intercalan con otras montañas para formar todos ellos la cordillera de los Andes ecuatorianos.

Avenida-de-los-Volcanes

Uno de los más conocidos por su belleza y por ser uno de los volcanes activos más hermosos del Ecuador es el Tungurahua (5.023 m), donde a sus faldas hay una hermosa ciudad llamada Baños, siendo esta una de las más turísticas detrás solo de las Islas Galápagos.

6. Panamás del Ecuador

Resulta que los sombreros de Panamá son originales del Ecuador. Aunque a su llegada los conquistadores españoles comprobaron que los indios de la costa del Pacífico se cubrían la cabeza con gorros de paja, no es hasta mediados del siglo XVII cuando se tiene constancia de que en la provincia ecuatoriana de Manabí, fundamentalmente en las ciudades de Jipijapa y Montecristi, se fabricaban sombreros confeccionados con una fibra llamada paja toquilla. Durante muchos años abastecieron al mercado local hasta que, a finales del siglo XIX recibieron el encargo de hacer centenares de sombreros frescos y livianos para los obreros del Canal de Panamá. Es tras su inauguración (1913) cuando la foto del presidente norteamericano Theodore Roosvelt tocado con un jipijapa da la vuelta al mundo y populariza definitivamente este sombrero entre las clases selectas.

Ecuador-panama-hat
Andrew Marston

Desde entonces, centenares de figuras de la cultura y la política han contribuido a su difusión: Marlon Brando, Orson Welles, Humphrey Bogart, Frank Sinatra, Sean Connery… En Sígsig, a 60 km. de Cuenca, aún quedan algunas tejedoras de las finas hebras de paja toquilla con la que realizan auténticas obras de arte Made in Ecuador, aunque se conozcan en todo el mundo como «Panama Hats».

7. Gastronomía desconocida

Una perfecta desconocida, como tantas cosas en Ecuador, la gastronomía ha mejorado considerablemente en los últimos años. Ecuador dispone de maestros de los fogones de primera categoría como Homero Miño, Juan Carlos Solano, Carlos Gallardo… y muchos otros que algún día saldrán del anonimato internacional. Y es que Ecuador lo tiene difícil entre dos colosos gastronómicos como son México, al norte, y sobre todo Perú, al sur. Aunque ya ha empezado a andar su propio camino.

Gastronomía-ecuador

Cocinas muy diferentes, como diferentes son las regiones del país. En la costa pescados y mariscos son la base, que para algo los langostinos son el tercer producto más importante de exportación, después del petróleo y los plátanos. El ceviche, de langostinos, pulpo o pescado, es uno de sus platos estrella. En el interior las carnes, y entre ellas las de cuy (conejillo de Indias), un animal rechazado por muchos extranjeros, pero que en definitiva es simplemente un conejo, como su nombre indica.

8. Diversidad étnica

Ecuador es un país multicultural, multiétnico y multirracial. En una superficie equivalente a la mitad de España conviven 14 millones de personas de más de 200 nacionalidades reconocidas oficialmente, la mayoría quichuas o kichwas (quechuas norteños).

Diversidad-étnica-ecuador

Uno de los mayores atractivos de recorrer el Ecuador es descubrir sus diferentes tipos humanos que nos encontraremos desde la selva amazónica al altiplano andino y la costa del Pacífico. Grupos amazónicos como los shuar, los arawak y los mayuma, conviven con las numerosas etnias andinas aymaras y quechuas como los pruhá, tomabela, karanki… y todos ellos con los mestizos, amerindios, blancos, africanos, asiáticos…

10. El Quito más «cool»

Ya hemos hablado del Quito colonial, histórico. Junto a él existe un Quito moderno, «cool», al que allí llaman «pelucón». En él se encuentran muchos de los restaurantes de la nueva cocina, las galerías de arte más modernas, las tiendas de diseño más originales, los locales con la música más atrevida en directo. Barrios como Cumbayá se han convertido en los últimos años en uno de los centros vanguardistas más importantes de Quito, que ha pasado de ser un pequeño pueblo rural, a convertirse en el principal destino inmobiliario de la capital.

Quito-moderno

Otro barrio rompedor es La Mariscal, cuyo epicentro es la Plaza Foch. Zona residencial de clase alta desde principios del s.XX. Hace unos quince años, La Mariscal resurgió de la mano de jóvenes intelectuales que la han renovado tan a fondo que en la actualidad ya es conocida como «La Zona», sin más.

#NacidoparaViajar