spot_img
sábado, abril 20, 2024

Últimos Posts

Moscú: Guía low cost de una de las ciudades más caras del mundo

(Rusia).- Viajar hasta la capital de Rusia no es tan caro como parece. A día de hoy puedes encontrar vuelos de ida y vuelta para el mes de junio por unos 200 euros. Por estas fechas, aunque en España ya estamos con nuestro vestuario más veraniego, para tu viaje a Moscú no te olvides una chaquetilla y un pantalón largo, pues todavía estará aterrizando la época primaveral (también mete estas prendas en tu maleta aunque vayas en agosto).

Una vez en nuestro destino solo nos queda conocer esta ciudad, con muchos rincones y lugares que te harán sentir en una película de cine negro. Por lo general, siempre recomendamos hacer las visitas andando, en la medida de lo posible. Aquí continuamos con esta tradición, pero haremos una excepción con su metro, que es de obligada visita. Además de ser uno de los transportes subterráneos más rápidos y con más frecuencias del mundo, es conocido como el Museo del Pueblo por su decoración. Como no vas a poder ver todas las estaciones, aunque cada una tiene su propio estilo, os recomendamos sobre todo las que están en el centro y en la línea circular. Entre las favoritas están la de Komsomolskaya y Slavyansky Bulvar.

Espectacular arquitectura

Plaza-Roja-de-Moscu-Rusia

Salimos al exterior para conocer Moscú, comenzando por su espectacular arquitectura. De esta ciudad no te puedes ir sin visitar la Plaza Roja, el Mausoleo de Lenin, el Kremlin, con sus 18 metros de altura de ladrillo rojo, la colorida Catedral de San Basilio, el Monasterio Novodévichi, la Catedral de Cristo Salvador o el Teatro de Bolshoi, uno de los más reconocidos del mundo. Si además puedes hacerte con unas entradas (no lo pienses mucho, se agotan rápidamente) para ver el ballet, el teatro o la ópera, mejor.

Si cuando vas a una ciudad te gusta visitar y conocer su historia adentrándote en el máximo de museos posibles, aquí estás de suerte. Te recomendamos que visites el Museo Pushkin, el Museo Estatal de Historia (el edificio merece la pena verlo por fuera aunque no te gusten los museos), el Museo de la Cosmonáutica para los amantes de la exploración en el espacio —que de eso los rusos saben mucho— o el Museo del Vodka, te guste más o menos esta bebida, ya que su historia es muy interesante. Claro está que si te gusta el vodka es un plus para ir, ya que hay un restaurante en el que te permiten probar varios tipos de esta típica bebida.

Eso sí, cuidado con todas estas visitas porque que tendrás que pagar en su mayoría por entrar, salvo en el Mausoleo de Lenin o el algunos museos, y por supuesto, en los parques, donde además debes saber que la mayoría cuenta con wifi gratuito, como el parque Gorki.

Los sitios más baratos

Kruzhka

Para comer y beber, Moscú no es precisamente barato (tiene la fama de ser la ciudad más cara del mundo), pero si se rebusca siempre se encuentra un lugar agradable donde no te tomen por el típico guiri. Por ejemplo, una cadena que no está mal, sobre todo porque está dirigida al público ruso, es Kruzhka, una alternativa para tomar un aperitivo o unas cervezas. Si después de tanto turismo el estómago te pide una buena comida, puedes probar con la cadena de restaurantes My-My, donde por unos 400 rublos (poco más de seis euros) podrás comer todo lo que quieras —típica cocina rusa—, ya que es un bufé. Para salir de apuros sin gastarte mucho dinero están las salchichas con pan que encontrarás en puestos en plena calle, al igual que los crepes de la cadena Tepemok.

En cuanto a la bebida, por supuesto tienes que probar el vodka, muy barato en cualquier supermercado. Aunque la bebida estrella es el Kvas, una mezcla de zumo de frutas con mosto.

Latest Posts

No puedes perderte