Lo último en senderismo: rutas, naturaleza y hongos

Sendero micológico entre Montemayor del Río y El Cerro, Salamanca.

Las tendencias del sector turístico nacional e internacional indican que el senderismo es una de las actividades más demandadas por los viajeros que visitan un espacio natural, y especialmente por uno de los segmentos más amplios –familias con niños, grupos de amigos, jóvenes o seniors-.

En tal sentido, el senderismo se convierte en una potencial herramienta para favorecer el desarrollo local, permitiendo dar a conocer espacios y poblaciones menos visitados por los viajeros y que, sin embargo, cuentan con recursos turísticos de gran atractivo.

Así lo han visto en la provincia deSalamanca, donde dada la gran diversidad de especies de hongos que la habitan, la mayoría aún por descubrir, han creado interesantes rutas que unen el senderismo y la micología, potenciadas por la Diputación.

Paralelamente, los hongos comestibles representan uno de los productos más valorados en la gastronomía actual, que se convierte también en otro de los recursos turísticos que más están potenciando desde la Diputación de Salamanca.

El primero de los senderos micológicos impulsados transcurre entre los municipios de Montemayor del Río y El Cerro, entre bosques de castaños que sirven de materia prima para la actividad artesanal más representativa de este territorio: la cestería y otro de sus atractivos para el turista.

A este sendero, se sumarán los tres que se crearán en las zonas turístico-micológicas de la Sierra de Francia, Quilamas y El Rebollar.

Fuente: HostelTur