ITAIPU, LA CENTRAL HIDROELECTRICA DE MAYOR PRODUCCION DEL MUNDO.

En 1.995 la central se incluyó en una relación de las 7 Maraviolas del Mundo
Moderno, que elaboró una prestigiosa revista de los Estados Unidos. Además
de Itaipú, forman parte de selección el Puente Golden Gate y el edificio Empire
Stata (Estados Unidos), el Canal de Panamá y la Torre de Canadian Nacional,
en Canadá.
Las visitas turísticas a Itaipú comenzaron en 1.977 cuando la central todavía
estaba en el inicio de las obras. Desde entonces, ingresaron desde Brasil y
Paraguay 21.778.339 turistas, provenientes de 188 países, según datos
aportados durante nuestra visita.

En el área de la presa hay un enorme parque, perfectamente cuidado y
acondicionado. Solo se puede acceder en los autobuses que dispone la
empresa, recogiendo a los visitantes en el centro de recepción. Una de las
paradas es el restaurante ubicado junto al atraque de los catamaranes que
hacen excursiones de escaso interés por el lago.

Itaipú, la central hidroeléctrica de mayor producción del mundo, que aprovecha
la fuerza del agua del río Paraná, que divide los territorios de Brasil y Paraguay,
aparte de su potencial energético, es un punto de atracción turística que hay
que visitar. Nosotros, aprovechamos nuestra estancia en la ciudad brasileña de
Foz de Iguazú, con motivo de la celebración de la Feria internacional de
Turismo de Salud, Termal y Bienestar, Termatalia, para conocer este enclave,
incluido dentro de la lista de las Siete Maravillas del Mundo. Esta central es la
de mayor producción hoy en día, pero será superada cuando esté a pleno
rendimiento por la Presa de las Tres Gargantas, en el curso del río Yangtsé, en
China.

Para recorrer la presa hay dos opciones. Una panorámica, de marcado carácter
turístico, donde al visitante le trasladan en autobús con paradas para poder
observar y fotografiar distintos lugares, y otra, de técnica, que posibilita el
adentrarse en el interior de la presa para ver los diversos departamentos.Este enclave recibe anualmente un millón de visitantes, habiendo registrado
entre los años 1.977 y 2.017 los 21,7 millones. Allí trabajan 3.200 empleados,
procedentes partes iguales de Brasil y Paraguay.
Durante el recorrido los guías no descansa aportando datos: la presa tiene 2
kilómetros de hormigón y 196 metros de altura, el equivalente a un edifico de
65 pisos. Las obras duraron 14 años, llegándose a desviar el río, considerado
el séptimo más caudaloso del mundo.
Más datos: Brasil consume el 17 por ciento de la producción y Paraguay el 75
por ciento, si bien, al final, aquel país acapara el 90 por ciento al adquirir el
sobrante de Paraguay.
El 10 de abril de 1970, después de muchos estudios, se firmó el convenio de
colaboración entre ambos países para levantar la central. El arranque de las
obras supuso que la región se transformarse en un hormiguero humano. Entre
1975 /1978 más de 9000 viviendas fueron construidas en las dos márgenes
para albergar a los hombres que trabajarían en Itaipú. Se comenzaron a crear
obras sociales como dos hospitales, escuelas , centros recreativos, clubes,
puestos de salud, para atender a los trabajadores y sus familiares. La obra de
la represa llega a su fin en octubre de 1982. Pero los trabajos en Itaipú no
paran. El cierre de las compuertas del canal de desvío para la formación del
embalse de la central da inicio a la operación “Mymba Cuera” que en tupi-
guaraní quiere decir “agarra bicho” . Esta operación salvó la vida de más 36.450 animales que vivían en el área al ser inundada por el lago. En 14 días
se llenó el embalse, que tiene 1.300 kilómetros cuadrados.

Embalse
El volumen almacenado bruto es de 29.000l millones de metros cúbicos. El
nivel del agua se mantiene en la cota de 220 metros sobre el nivel del mar.
En el año 2000 tuvo su récord de producción con 93.400 de gigavatios hora.
Fecha histórica fue la del 5 de noviembre de 1.982 cuando los presidentes de
Brasil y Paraguay accionan el mecanismo que levantan las 14 compuertas del
vertedero, formalizando así oficialmente la inauguración de la hidroeléctrica
más grande del mundo.
La central es la mayor generadora de energía limpia del planeta, habiendo
producido más de 2,5 millones de megavatios/hora, energía suficiente para
abastecer al mudo entero durante 32 días.
Durante nuestra visita los guías nos mostraron, entre otros lugares, el corazón
de la central eléctrica, situado en la cota 139.Allí se lleva a cabo la supervisión
y el control de todo el complejo, durante las 24 horas del día. Son más de
25.000 puntos monitorizados otros 1.500 contralados por 5 profesionales. La
supervisión se lleva a cabo a través de del análisis de alarmas y de gráficos de
tendencias de como temperatura, tensión, corriente y presión. También, allí se
gestiona el control de apertura y cierre de las compuertas.
En la cota 144 te informan de que la presa principal está construida por 18
bloques dobles de 32 metros de ancho y una altura máxima de 196 metros. En
la época del hormigonado se utilizó hielo en escamas para evitar las grandes
variaciones de temperatura que pudieran generan fisuras en los bloques de la
presa. A cada 55 minutos se lanzaba hormigón a la presa, equivalen al
necesario ara un edifico de 22 pisos, 24 horas al día. Digno de ver es,
igualmente, algunas de las 20 turbinas.
Tiene instalada una potencia de 14.000 MW 8equivalente a 14 millones de
KW).

Con el volumen total del hormigón utilizado en la construcción de Itaipú podrían
ser construidos 210 estadios como el Maracaná de Río de Janeiro.
El volumen total de tierra y roca excavado en Itaipú es equivalente a más de
dos veces el volumen del Pan de Azúcar de Río de Janeiro.
El hierro y acero de construcción utilizados en la usina, serían suficientes para
edificar 380 veces la Torre Eiffel de Paris.
El vertedero de Itaipú soporta una descarga máxima de 62 millones de litros
por segundo, 40 veces superior a la media de las Cataratas del Iguazú.

Andrés Alonso. Itaipú. 23.12.2018.