HABITOS DE LA MENTE POBRE

Lo que te mantiene pobre

Mientras mantengas estos hábitos, costumbres, creencias, forma de ser, ego, personalidad o como quieras llamarles, seguirás siendo pobre y lo más funesto, educando a tus hijos para que sean pobres todas sus vidas y sirvan de excusa para que los políticos, en nombre de tu pobreza, se hagan ricos.

La pobreza es como la primera etapa de la borrachera: el ebrio niega estar chispo y en mal estado, la Mente Pobre, niega que su escasez sea un problema; es más, alaba su forma de vivir apoyada por conceptos religiosos e ideologías populistas, cuyos líderes necesitan que haya muchos pobres, para con el discurso de su salvación, llegar al poder político y económico.

Sudamérica es uno de los continentes más pobres del planeta y Ecuador es uno de los más pobres de Sudamérica, debido a la creencia que ser pobre es bueno, tener dinero es malo y ser ambicioso un pecado.

Principales creencias que te mantienen pobre:

  1. ESPERAR.- Un golpe de suerte, que te suban el sueldo, sacarte la lotería, que el Estado te regale todo. No actuar, solo esperar por días, meses, años y envejecer, sin pasar a la acción. La Mente Pobre espera que le den todo servido y aguarda que un Robin Hood le salve. Sigue a líderes que prometen sacarles de la pobreza a cambio de su voto. Ya en el poder, por cada 50.000 pobres regalan una casa. Con 100 casas obsequiadas tienen a 5´000.000 esperando la suya, que nunca vendrá.
    .
  2. ENVIDIA.- La Mente Pobre envidia el éxito, le parece obra de la casualidad, de la buena suerte o del narcotráfico. Los ricos no estudiaron, ni se esforzaron o arriesgaron, solo tuvieron suerte o buena cuna. La envidia es veneno para tu cerebro, te centras en lo que otros han alcanzado y no te fijas en tus propias metas ni vences tus limitaciones.
    .
  3. CRITICAR.- Es signo de baja autoestima. Los políticos que manipulan a las mentespobres, te alientan a criticar todo el tiempo, es la única forma de sentirte encima del criticado. Pero recuerda: Nadie te juzga al criticarte, se juzgan ellos mismos.

El que hace BULLYNG tiene autoestima tan baja que necesita traer alguien más abajo para sentirse mejor con sí mismo.

  1. QUEJARSE.- Los Medios y Redes Sociales están repletos de expertos en quejarse igual que la gente del vecindario. Hablan solo de fracasos: el gobierno está mal, no me aumentan el sueldo, la economía está quebrada, no me dan vacaciones, estamos en crisis, me pagan poco. Odio a mi jefe, me equivoque de carrera. No sé qué hacer con mi vida.

Pero si les preguntas que han hecho para cambiar esa mala situación, dice que nada,          porque la solución está en otros no en ellos. Ese es  el éxito de los periódicos y                  noticieros especializados en tragedias, la mente pobre se siente afortunada de que otros      las sufran.

El 85% de la conversación de la Mente Pobre es negativa. El NO domina sus vidas. El          rechazo, la crítica, la denuncia a todo, es su filosofía política. Piensan solo en traiciones,      limitaciones, tragedias que se avecinan. Ven siempre el país y la vida con un futuro      terrible, del cual alertan todo el tiempo a los demás, hasta convertirse en gente tóxica      que emana odio y resentimiento.

  1. VIVEN EN EL PASADO. – Todo tiempo pasado fue mejor. Evaden el presente. Se consuelan con glorias pasadas a las cuales se aferran con fiereza como si sucedieran hoy. No reconocen el estado actual como temporal, no entienden que lo único que la vida y Dios nos dan: es el presente. No luchan internamente, ni en sus casas o trabajos, por cambiar su situación actual, la cual desprecian y hacen miserables sus vidas, las de sus familias y amigos.
    .
  2. POSPONEN LAS COSAS. – La Mente Pobre demora, retrasa, retarda, pospone las acciones. Evita hacer lo difícil y busca distracciones. El mal hábito de dejar todo para después. Enterrar la cabeza en la arena y esperar que todo pase: la estrategia del avestruz. No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy, sigue vigente.

Se avanza y triunfa en la vida con esfuerzo y disciplina. Mejor si lo desagradable lo              haces primero, todo lo demás te parecerá atractivo.

  1. ESPERAN EL MEJOR MOMENTO. – Esperar las condiciones ideales, es como esperar que todos los semáforos se pongan en verde. Si empiezas ahora avanzarás más rápido, pues a ratos deberás parar y hasta retroceder. Más pronto inicies tus propósitos, más aprenderás de tus equivocaciones y aciertos. El mejor momento nunca llega ni tampoco el líder ideal; y si llegó es un dictador al cual no puedes cuestionar, porque se lo endiosa y él define y decide por todos.
    .
  2. ES REALISTA. – La Mente Pobre acepta todo lo establecido, todas las leyes, las barreras, las prohibiciones. Acepta los no puedes y no se debe. No sueña. Pone excusas a todo: no tengo tiempo es su frase principal así no tenga trabajo; no hay dinero, no podré, estamos en crisis, etc, y luego está quejándose porque la vida es injusta y ataca a los ricos en vez de esforzarse por también alcanzar la abundancia. Si alguien te dice que no puedes, hazlo. Sin sueños no hay progreso.
    .
  3. BUSCA APROBACIÓN. – Lo único que ganas al buscar la aprobación de las personas que te rodean, es mantenerte en su bajo nivel de vida. El momento que haces cosas que no te aprueban, serás criticado por quienes quieren que te quedes en su nivel de pobreza. Los políticos te empujan hacia abajo, a la pobreza mental para depender de ellos, lo hacen porque no son capaces de hacerte subir. Cuando críticas o dices lo que los demás no se atreven, te califican de traidor.

10. QUE LO HAGA OTRO. – Si algo no lo ha hecho nadie, la Mente Pobre dice que lo haga        por qué he de hacerlo yo. La Mente de Abundancia, dice, si nadie lo ha hecho, yo seré        el primero en hacerlo.

  1. SIEMPRE SON VÍCTIMAS. – El mundo me hizo esto, mis padres me hicieron, el gobierno me hace. El Imperialismo es culpable. Los ricos y los medios son culpables. Pero los que repiten esto todos los días, nunca son culpables de nada. Tú y tu miseria están bien, el mundo está mal. Quienes te arrastran a la pobreza están bien, quienes te piden que estudies, trabajes y te esfuerces, están mal, quieren explotarte. Te convencen que nada puedes hacer para mejorar tu situación, salvo votar por ellos.

En realidad, estas personas si son víctimas, pero no de su entorno, sino de su Ideología      Perdedora y hagan lo que hagan, en todo les va mal, así lleguen al poder por muchos          años. Son los Anti Midas: Destruyen lo que tocan.

  1. – DERECHOS. – Jesús vino al mundo a dar y servir. El “Estado de Derechos” es el Anticristo del Siglo XXI. Tengo derecho a vivienda gratis. Tengo derecho a subsidios. Tengo derecho a salud y educación. Tengo derecho a insultar. Derechos, derechos y más derechos. Denme, denme y denme, yo no doy nada a cambio. Yo no estoy para dar ni servir, sino para ser servido, es la sicología de la Mente Pobre y Politizada.

Los políticos que fomentan la pobreza, te persuaden que la Sociedad tiene que pagarte todo por ser pobre, sin que tú hayas hecho nada tu para mejorar esta Sociedad.

Es correcto tener derechos siempre que impliquen obligaciones. ¿Quieres una casa? Trabaja. ¿Quieres un trabajo? Prepárate. ¿Quieres Salud? Paga tu seguro. ¿Quieres libertad de expresión? Respeta a los demás.

El mundo no te debe nada, eres Tú quien debe esforzarse para hacer un mundo mejor para ti y tus seres amados, así el mundo te deberá algo.

Si vienes al mundo pobre, la culpa no es tuya, si mueres pobre si es tu culpa, y peor, si vives con estas creencias y heredas a tus hijos esa mentalidad, que debes superar con HABITOS DE RIQUEZA.

Guido Calderón