España – San Cristobal de La Laguna, 20 años Patrimonio de la Humanidad.

San Cristobal de La Laguna

El próximo mes de diciembre los 150 habitantes del San Cristobal de La
Laguna celebran el 20 aniversario de su declaración por la UNESCO de ciudad
Patrimonio de la Humanidad, en reconocimiento al valor arquitectónico de esta
urbe canaria. Su declaración no fue solo por sus iglesias y monumentos. Lo
que realmente llama de ella la atención es su diseño urbanístico, cuyo trazado
se trabajó en la corte de los Reyes Católicos con calles amplias paralelas y
otras trasversales más estrechas. Su nombre le viene de haberse asentado en
el lugar que hubo una laguna o pantano.
El espacio protegido de su casco histórico afecta a 600 edificaciones, espacios
públicos y abiertos, siguiendo cálculos matemáticos de tipo místico y religioso.
La visita que nosotros hicimos a San Cristobal de La Laguna se enmarcó en
una de las visitas temáticas programadas en el V Congreso Internacional de
Calidad Turística, celebrado recientemente en Puerto de la Cruz. El
alineamiento de la Concepción, la Catedral, la ermita de la San Miguel y el
centro geométrico de la ciudad ubicado en la iglesia de San Agustín son
ejemplos de ello.
Con motivo de los veinte años de la declaración de Patrimonio de la
Humanidad se vienen desarrollando una serie de actividades como
exposiciones, conferencias, visitas guiadas y jornadas, que se reparten por
diversos edificios.
La historia de esta ciudad, que tiene más de cinco siglos de existencia,
comienza con el Adelantado Alonso Fernández de Lugo que venció, en 1496, a
los últimos guanches en El Realejo. Ahí acabó la conquista de Tenerife y su
incorporación a la Corona de Castilla.
La localidad canaria, según la idea europea de las ciudades renacentistas,
quedó configurada a finales del siglo XVI, convirtiéndose en la primera urbe
colonial no fortificada cuya disposición serviría, además, como modelo para
construcción de otras ciudades en las Américas como La Habana y Cartagena
de Indias.
La Laguna es ciudad universitaria desde 1743 y sus calles se ven animadas a
lo largo del curso escolar por estudiantes de muy diversa procedencia, lo que
aporta un sello juvenil y alegre, especialmente por las noches en la calle de
Heraclio Sánchez y la avenida de la Trinidad. Ambas contrastan
agradablemente con la otra parte de una ciudad tradicionalmente catedralicia y
episcopal llena de iglesias y de conventos.
San Cristóbal de la Laguna cuenta con edificios de gran valor histórico y
arquitectónico, como la iglesia de la Concepción (siglo XVI), gótica, plateresca
y mudéjar, cuya torre es el símbolo de la ciudad. Es la iglesia parroquial más
antigua de Tenerife. El edificio a lo largo de los siglos ha sufrido muchas

modificaciones. La nave central y las laterales son del siglo XVI. Destacan sus
artesonados, el púlpito de madera, el retablo de la capilla de Ánimas y la pila
bautismal en la que se bautizaba a los guanches conquistados.
El Ayuntamiento construido en 1511 para albergar el Cabildo de la isla, tiene
una fachada de estilo neoclásico. Sus instalaciones se han ido ampliando en
otros edificios adosados. En su interior se conserva el estandarte que llevaba
Fernandez de Lugo cuaco conquistó Tenerife y la cédula real por la que Juana
La Loca concedió a La Laguna el título de Villa.
La iglesia catedral de Nuestra Señora de Los Remedios, conserva su fachada
principal del siglo XVI. Ha sufrido muchas transformaciones llegando a ser el
primer edifico construido en hormigón en España. En su interior destacan
tesoros como el Retablo de Mazuelos en la capilla mayor, una obra traída de
Flandes, y el púlpito de mármol de Carrara.
El Palacio Salazar, que acoge el Palacio Episcopal. Su fachada de cantería eds
un ejemplo del primer barroco canario y está considerada como la mejor
fachada civil que se conserva en Canarias. En 2006 un incendio le destruyó
totalmente, quedando en pie dolo la fachada.
La ermita de San Miguel, que se construyó para ser panteón del Adelantado
Fernandez de Lugo, no llegó a cumplir sus fines y si se utilizó como sede
temporal del Cabildo mientras se levantaba su edificio.
Destaca en la urbe la plaza del Adelantado, corazón de la antigua capital de
Canarias. La ciudad se levanta en una llanura rodeada en semicírculo por la
montaña de San Roque y la cadena de montañas que se prolonga desde Las
Mercedes.
San Cristóbal es sede, además, de antiguas instituciones culturales como la
Universidad de San Fernando en 1792 y de instituciones eclesiásticas como el
Obispado, establecido en la ciudad desde 1818.
El viajero no debe perderse el frondoso jardín del Convento de San
Agustín, cuya imagen sirvió para que la ciudad fuera declarada Patrimonio de
la Humanidad. Ni el de la Casa Montañés, salpicado de helechos colgantes
enmarcados por balcones de madera, actual sede del Consejo Consultivo.
La Casa del Corregidor ser uno de los inmuebles más antiguos. Fue sede del
Cabildo y, también, se utilizó como cárcel; el Palacio de Nava, con fachada de
estilos marienismo, barroco y clásico; el Palacete Rodriguez de Azaro abarca
varias corrientes históricas; el Convento de San Juan Bautista fue el primer
convento femenino que se estableció en Canarias; y, en fin, el Teatro Leal, que
junto con el Casino, cubrió las necesidades de ocio y cultura durante buena
parte del siglo XX.
En todas las construcciones se nota la influencia portuguesa, ya que fueron
muchos los portugueses que se desplazaron a la isla para levantar la ciudad.
Otros lugares de interés que es aconseja visitar son Bajamar y la Punta del
Hidalgo, una bella franja costera, que invita a disfrutar de sus tranquilidad y de
su agradable clima; el parque Rural de Anaga y el Monte de las Mercedes, un
magnífico bosque, siempre verde, situado a 3 kilómetros de la ciudad; la finca
Estévanez-Borges, que alberga una casa de campo del siglo XVIII, con gran
valor histórico; y la ermita de Gracia, considerada la primera que se construyó
de piedra en la isla en el siglo XVI.

Andrés Alonso. San Cristobal de La Laguna.18.11.2019.