El Golden Gate cumple 81 años cruzando la bahía de San Francisco.

TuristAs observando el Golden Gate de San Francisco. Foto: Andrés Alonso.

Andrés Alonso. San Francisco.09.06.2018.

De los cuatro puentes que cruzan la bahía de San Francisco  de Oeste a Este ( San José, San Mateo, Puente de la Bahía y Golden Gate), qué duda cabe, éste último es el más famoso y la postal de la ciudad californiana. El puente colgante acaba de cumplir sus 81 años facilitando el tránsito de vehículos, ciclistas y peatones.

Su construcción duró poco más de cuatro años ya que comenzó el 5 de enero de 1933 y  abierto el 27 de mayo de 1.937 a los peatones y al día siguiente a los automovilistas. Este icono de la ingeniería mundial sigue siendo objeto de admiración de los millones de turistas que recibe San Francisco, que quieren cruzarle o bien observarle desde algunos de sus extremos y, especialmente, de los miradores naturales de las colinas de Muir Woods, del distrito de Sausalito.

En nuestra reciente visita hemos cruzado el andamiaje metálico atirantado y nos hemos  subido, también, a Muir a certificar nuestra estancia con la obligatoria sesión fotográfica con el puente  y San Francisco como telón de fondo.

Muchos son los turistas que gustan de alquilar una bicicleta, en las diferentes empresas especializadas  que funcionan en la zona, para atravesar el puente y, después, regresar en los ferris que parten de Sausalito. Otros optan por hacer el trayecto andando. No está permitido el uso de monopatines.

La verdad es que esta maravillosa obra de ingeniería tiene mucha historia que contar. Lleva el nombre del estrecho en el cual se encuentra construido. Pero, ¿por qué Golden Gate? Porque  recibe su nombre del estrecho en Constantinopla, llamado también la Puerta Dorada, ya que comunicaba Europa con Asia.

Su construcción duró poco más de cuatro años ya que comenzó el 5 de enero de 1933 y el puente fue abierto el 27 de mayo de 1937. No fue fácil, en aquellos tiempos, acometer esta obra, por las muchas dificultades técnicas que se tuvieron que solventar. Durante su construcción murieron once personas.

La Puerta Dorada tiene una longitud aproximada de 1.280 metros en su parte colgante sobre las aguas. Está suspendido por dos torres de 227 metros de altura, cada una de las cuales cuenta con 600.000l remaches aproximadamente, según se refleja en los folletos. Más detalles se obtienen en el Centro de Bienvenida, que se encuentra en el arranque de la zona más próxima a la ciudad, donde existió un acuartelamiento defensivo de la bahía. Además hay senderos por la zona que te permiten relajarte en el histórico Fort Point, terminando de construir en 1861 como base de avanzada militar para proteger la entrada antes de la existencia de un puente.  Restos de otra batería se pueden observar en la colina norte en la zona de Kirby.

Cuenta con seis carriles, tres en cada dirección, y otros especiales para peatones y bicicletas. Los peatones y los ciclistas pueden cruzar por las aceras durante el día. Entre semana, peatones y ciclistas comparten la acera este, pero los fines de semana, los ciclistas utilizan la acera oeste.

Una recomendación:  el cruce puede ser algo frío o ventoso, particularmente cuando se asienta la niebla, muy frecuente en verano, así que hay que ir previsto con ropa de abrigo. La niebla, precisamente, nos obligó a nosotros a posponer la visita al puente un par de jornadas.

Su color naranja es fruto de la pintura antioxidante con que se le trató. La seguridad está fuera de dudas, pese a que en los años 50 movimientos ecologistas alertaron sobre su solidez. Muy pocas veces se ha tenido que cortar el tráfico por motivos del fuerte viento.

Se utiliza, además, para  el cruce de tendidos eléctricos y conducciones de combustible. Su estructura horizontal deja 67 metros  de altura para el paso de  las embarcaciones que frecuentan la bahía.

Después de cruzar el puente llegaremos en la zona norte  a  Sausalito, un pueblo pesquero con mucho encanto. Es recomendable pasear por el pueblo y ver las casas flotantes, hay más de 400 en toda la zona y muchos de los vecinos se mueven en barco. Cuenta con un importante puerto deportivo.