Costa del Sol, más que sol y playa.

  1. del Saja. 02.05.2018.

Están las autoridades turísticas empeñadas en demostrar que la Costa del Sol es mucho más que un destino de sol y playa. Y es verdad. En un reciente viaje a esta zona de la provincia de Málaga hemos tenido la oportunidad de comprobar  su variada oferta de atractivos, que pasa por el golf, la hípica, la gastronomía y el turismo residencia, además, que su  clima y su costa. De la mano de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental se ha acercado a un grupo de periodistas  especializados en prensa gastronómica para que pudieran comprobar sobre el terreno lo mucho que ofrece al visitante.

Lo deja claro Leonor García, presidenta de la marca “Sabor a Málaga”: “Tenemos mucho que ofrecer porque tenemos una despensa extraordinaria, que no la conocían ni los propios vecinos. Con esta marca lo que pretendemos es poner en valor lo que hacen nuestros agricultores, nuestros pescadores y cocineros”.

Y Kika Caracuel, vicepresidenta de la Diputación de Málaga, afirma que “Málaga es mucho más que sol y playa, porque tenemos  turismo residencial, de deportes, de compra y gastronómico” y que “la industria agroalimentaria está adquiriendo cada vez mayor protagonismo”.

En la gastronomía incide Ángel Nozal, vicepresidente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental y, a la vez, delegado de Turismo. Según él la cocina hace de la zona “un destino importantísimo, porque su microclima facilita el cultivo de muchas especies vegetales”. Pero, además, pone de relieve de que “La Costa del Sol tiene más campos de golf que toda Inglaterra”. “La hípica, el caballo de paseo y  la bicicleta son parte de su oferta deportiva, que se complementa con la cocina local”.

La Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidentalagrupa a once municipios de la provincia de Málaga: Benahavís, Benalmádena, Casares, Estepona, Fuengirola, Istán, Manilva, Marbella, Mijas, Ojény Torremolinos. Entre sus funciones está la gestión conjunta de  los servicios de recogida de residuos sólidos urbanos, la gestión del agua, el fomento y la promoción del turismo,  así como las actividades de cultura, bienestar social y  deporte.

Sus once municipios son once razones más que sobradas para visitar este territorio del sur de Andalucía, que tiene en , Marbella  y Torremolinos sus puntos más conocidos turísticamente.

Nuestro viaje le iniciamos en Mijas, bello enclave que se asimila a su tour a lomos de sus burro-taxis para recorrer una pequeña parte de su pueblo serrano de origen árabe con sus calles encaladas, que le confieren un sabor especial. La zona litoral de 12 kilómetros cuenta con playas como El Faro, Calaburras, la Butibomba y La Cala.

En Mijas disfrutamos de su cocina el en restaurante  Casa navarra con un menú de productos que nos hacía pensar en la ribera del Ebro, pero que estaban cultivados allí como las alcachofas y las borrajas y los pimientos.

De allí saltamos a Benahavís, enclave de montaña, situado  en las estribaciones de la Serranía de Ronda a 7 kilómetros del litoral. Su cuidado caserío, rodeado de una extraordinaria vegetación le hace acreedora al título de “Paraíso natural”. Los restos del castrillo y de varias torres de vigía hablan de su pasado árabe. En el pueblo se sitúa una escuela de hostelería de reconocida reputación en la que cada curso estudian 45 alumnos las especialidades de cocina y sala.

Es Estopa un enclave privilegiado de la provincia de Málaga, que sorprende gratamente al viajero por su cuidado casco urbano, pensado y diseñado para el disfrute de propios y extraños. En los últimos años ha sufrido una transformación extraordinaria, invitado al visitante a recorrer y disfrutar de sus calles, plazas y paseo marítimo.

Su centro histórico es un verdadero jardín, en el que se han rehabilitado 15 kilómetros de calles, que están adornadas con 15.000 maquetas con flores, además de sus fachadas decoradas con bellas pinturas. A ello hay que añadir su jardín botánico Orquidario y sus plazas y paseos. No en vano se la conoce como “El Jardín de la Costa del Sol”.

Cuando uno llega a la ciudad lo primero que  le enseña en el Orquidario, un espacio de más de 16.000 metros cuadrados, en el que viven 1.300 orquídeas y 600 clases de plantas de todo el mundo. En su interior hay tres cascadas y tres cúpulas de cristal, la más alta de 30 metros de altura.

Las autoridades locales han diseñado tres rutas, apoyadas por los correspondientes folletos que se facilitan en la oficina de turismo, de la plaza de las Flores. Son las de los murales, las de las esculturas y las de la poesía.

Torremolinos es el destino más genuino de  sol y playa de la Costa del Sol. Dispone de modernas instalaciones como el Palacio de San Miguel, sus piscinas cubiertas, el auditórium “Príncipe de Asturias”, el estadio polideportivo Ciudad de Torremolinos, la nueva plaza de Toros, el Jardín Botánico “Molino de Inca”” y el parque “La Batera”.

A la hora de reponer fuerzas hay mucho donde elegir. Una recomendación que no falla es el restaurante “La Reserva de Antonio” donde el cliente disfrutará con una magnífica oferta de mariscos y otras especialidades como, por ejemplo, la lubina a la sal.

Marbella, referente del turismo mundial, pese a su desarrollo urbanístico ha sabido conservar su sabor típicamente andaluz. Su casco antiguo peatonal está magníficamente conservado. Veintiocho kilómetros de costa están acompañados por un bello paseo marítimo que facilita el acceso  y disfrute de sus playas. Puerto Banús es el icono de su oferta de puertos deportivos.

Sus campos de golf, los hoteles de lujo, su amplia oferta deportiva y su gastronomía, junto con su ambiente nocturno hacen del territorio marbellí u atractivo lugar turístico.

Y hablando de gastronomía, uno puede disfrutar de una muy bien elaborada cocina, al borde del mar, en el hotel Vincci Estrella del Mar. Son muchas las instalaciones hoteleras adecuadas para la celebración de congresos.

Benalmádena es otro de los núcleos más importantes de la Costa del Sol. El pueblo conserva la estructura antigua andaluza. Son lugares de interés el Mueso Arqueológico y de Arte Precolombino, los Jardines del Muro y el Castillo de Colomares. Cuenta con nueve kilómetros de magníficas playas y calas.

DONDE COMER.-

Casa Navarra, en el kilómetro 4,4 de la carretera de Mijas a Fuengirola está especializado en carnes a la brasa y cocina vasco-navarra.

DONDE DORMIR.-

Hotel Vincci Estrella del Mar, en la urbanización Estrella del Mar, de Málaga. Magníficas instalaciones al borde del mar y una cocina sobresaliente.

QUE VER.-

El casco de Estepona con sus murales decorando sus fachadas, sus calles adornadas con profusión de flores y estaturas.

INFORMACION.-

Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental.  C/ Bonanza s/n. (Urb. Playa del Arenal). Marbella. info@mancomunidad.org