CONFIE EN LAS AGENCIAS DE CARNE Y HUESO

Ing. Guido Calderón

El aislamiento nos ha plagado de mala información sobre los gigantes tecnológicos de la intermediación turística, igual sucede con las grandes cadenas hoteleras, los problemas económicos son acordes a su tamaño. Sume que un porcentaje del 6 al 20% de negocios turísticos -dependiendo del país- no volverá a funcionar.

Si antes había estafas turísticas por internet, ahora a más de ellas, tenga cuidado contratar con empresas al borde de la quiebra que mantienen su web para recaudar liquidez.

Hay una gran necesidad de volver a hacer turismo, tanto del lado del turista como del prestador de servicios, además de ser el sector que más cantidad de empleo genera y una inyección monetaria a las economías nacionales y locales.

En medio de estas prisas, viene una guerra de ofertas. Los primeros rounds serán entre las “plataformas” tecnológicas que tenían el 90% del pastel y eran los que realmente obtenía utilidades millonarias, muy por encima de los dueños de los hoteles que terminaron esclavizados a las OTAs: Online Travel Agencys. Luego vendrá la guerra entre países y destinos. La regla es simple: no contrate a aquellos que hablan mal de la competencia.

Si el mundo cambió, que sea para bien, por un turismo más equitativo y redistributivo, que sus utilidades ya no vayan mayoritariamente a las Plataformas Virtuales, intermediarios que no tienen inversiones físicas, son robots, información en la nube y millonaria publicidad en Google.

Después de meses con el planeta paralizado, nadie puede asegurar que estas Agencias Virtuales, realmente existan, o si están vivas gocen de buena salud, tampoco pueden asegurar al potencial cliente que las cadenas hoteleras con las cuales trabajan, están operativas ni pueden saber con certeza si el edificio del pequeño hotel no cambio de actividad.

Tal es la desconfianza en la mega Agencias Virtuales, que el Gobierno de Francia, ha decidido construir una para apoyar su turismo y evitar que los gigantes tecnológicos abusen de los hoteleros y de los turistas.

Si va a viajar en los meses subsiguientes, vaya o llame a la Agencia de “carne y hueso”, la que tiene oficinas en su ciudad, de la cual usted conoce al dueño y sabe el nombre del Agente que tiene asignado. Si tiene algún problema, antes, durante o después de su viaje, va a tener respaldo personalizado las 24/7 y si por casualidad, el tour no se da, le devolverán el dinero y no un obligado Boucher después de días de llamadas y quejas a robots que le dan opciones que le llevan a más opciones hasta cansarlo y alentarlo a renunciar su reclamo.

Que su próximo viaje sea seguro, a precio justo, placentero, que su dinero se quede en su país y no vaya a cuentas de naciones que no conoce.  Obviamente si el viaje es de corta duración y a nivel de país, contrate directamente con el hotel que ya en destino le recomendará con los mejores Turoperadores locales.

 

Guido Calderon

CEO TRAFFIC