Bye bye playa: el turismo urbano aumenta en latinoamérica

OSTELEA

Diferentes ciudades de Latinoamérica como Lima, Quito, Bogotá y Ciudad de México, se han ganado un lugar entre los viajeros del mundo

Barcelona, enero de 2020. Ostelea, Escuela de Management en Turismo, realizó una radiografía del turismo urbano en América Latina mediante el Informe elaborado por el Dr. Claudio Milanoy el Dr. Josá A. Mansilla, donde se destaca que la región se encuentra viviendo una etapa de transformación de sus principales centros urbanos, los cuales están siendo observados y presentados como ciudades turísticas: la intensa urbanización, el aumento demográfico y las funciones terciarias, estarían entre sus principales características. 

Además, el análisis destaca las nuevas formas de ‘movilidades’, así como la residencia temporal de extensos grupos de población a nivel global, determinada e impulsada por el desarrollo y puesta en marcha de nuevas infraestructuras como los sistemas de transporte, el aumento las clases medias, el impulso a políticas públicas y los convenios internacionales, que han facilitado significativamente la movilidad de personas y capitales. Todo esto tiene una impronta muy importante sobre la cuestión turística de Latam. 

Al respecto, José Mansilla, docente de Ostelea, destacó: “El turismo es un fenómeno que se caracteriza por la transformación y transfiguración de escenarios existentes. Su vertiente urbana representa la última frontera de unas prácticas que se han ido desplazando, con el paso del tiempo, las tradicionales ubicaciones atractivas del sol y la playa, hacia unas urbes que se han revelado como potenciales destinos turísticos. De este modo, se han reconfigurado, según una funcionalidad sobrevenida, aportando nuevos servicios y productos para adaptarse a nuevas miradas interesadas en la cultura urbana, los elementos patrimoniales, los servicios y las actividades terciarias”.

En el contexto latinoamericano, el sector turístico representó una contribución directa al PIB de la zona de 127,4 miles de millones de dólares (3,1% del PIB) solo en 2017. Esta misma contribución se espera que alcance los 179,7 miles de millones de dólares en 2028, es decir, un incremento de más de 41% en diez años. Estas cifras denotan la importancia que la industria podría llegar a alcanzar para el continente.

Ecuador. Quito.

 En 2017, Ecuador alcanzó un record en cuanto a la llegada de turistas internacionales. Más de 1,61 millones de visitantes  traspasaron las fronteras del país . Sin duda, la importancia del Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre es fundamental. Éste, de hecho, llegó a alcanzar los 5,2 millones de llegadas para el mismo año 2017.

En cuanto a las principales atracciones de Quito, según el portal

TripAdvisor, las 10 principales  serían:

  1. Museo Templo del Sol Pintor Ortega Maila.
  2. Fundación Iglesia de la Compañía.
  3. Teleférico de Quito.
  4. Ciudad Vieja.
  5. Casa Museo Guayasamin.
  6. La Capilla del Hombre.
  7. Basílica.
  8. Iglesia de San Francisco.
  9. El Panecillo.
  10. Ciudad del Mundo.

Quito, capital de la República del Ecuador, se encuentra en la provincia de Pichincha, territorio que es el que mayor capacidad de acomodo tiene de todo el país. Su declaración como Patrimonio de la Humanidad en 1978, así como las controvertidas acciones llevadas a cabo por su Gobierno Local en los años 2000-2009, con su apuesta por la higienización y patrimonialización del Centro Histórico, han situado internacionalmente a Quito como referente del turismo cultural.

Según Ostelea, Quito cuenta con un inmenso patrimonio y un reconocimiento internacional que la han convertido en un sugestivo destino urbano en Latinoamérica, hecho que se ve reflejado en la recepción de, cada vez, un mayor número de visitantes, la puesta en valor del patrimonio cultural en el centro histórico y un incremento en el número de alojamientos.

Entre los desafíos más importantes a superar -en sintonía con otras ciudades turísticas de la región- están las mejoras en seguridad, definición de marcos regulatorios propios para la creación de empresas turísticas y acciones para la atracción de inversión en equipamientos e infraestructuras que incrementen la conectividad de los destinos.

Así mismo, se debe trabajar para seguir alienando la oferta a los turistas en América Latina que buscan experiencias auténticas y personalizadas, algo que ha conducido al sector a una fuerte diversificación de los destinos y de las empresas vinculadas. 

En general, hay motivaciones de los turistas en América Latina que se deben tener en cuenta para los planes gubernamentales de turismo, donde el ocio sigue siendo la prioridad, pero el trabajo, congresos y convenciones, ganan un espacio destacable: 

Para concluir, Mansilla, indicó: “la vocación turística de las ciudades de este continente ha mostrado rasgos bien diferentes de la evolución por emplazamientos de ciudades como Paris, Berlín, Ámsterdam, Roma o Barcelona. Acá, los factores que han determinado su urbanización han surgido como repuesta a elementos altamente diferenciales. Entre algunos elementos se destacan la relativa juventud del continente; su generación casi simultánea; y el hecho de no ser resultado de asentamientos espontáneos en respuesta a necesidades económicas, sino fruto de una planificación previamente determinada en base a diferentes motivaciones”. 

Más información aquí: Informe de Turismo Urbano