Berlín estrenará aeropuerto en octubre de 2020, con 9 años de retraso

Aeropuerto Brandenburg (BER)

Alemania – La apertura tantas veces postergada del nuevo Aeropuerto de Berlín Brandenburg (BER) Willy Brandt tiene una nueva fecha, después de nueve años durante los cuales se sucedieron una serie escándalos relacionados con la corrupción y el diseño de mala calidad. Según han anunciado este viernes sus operadores, está previsto que la que será la principal infraestructura de la capital alemana finalmente esté operativa el 31 de octubre de 2020.

El aeropuerto reemplazará a los dos viejos aeropuertos capitalinos de Tegel y Schönefeld que alguna vez fueron los principales aeropuertos de las . de los antiguos Berlín Occidental y Berlín Oriental, respectivamente. Su construcción fue iniciada a mediados de 2006 y su inauguración estaba inicialmente prevista para noviembre de 2011.

Ahora ya, el proyecto plagado de problemas y su demorado estreno, se han convertido en una especie de material cómico para todo tipo de chiste y objeto de risa en Alemania, particularmente, teniendo en cuenta la reputación de eficiencia y rigurosa puntualidad del país que BER ha dejado por los suelos.

Desde entonces, se han fijado 10 fechas de puesta en marcha. Su presupuesto inicial fue de 2.830 millones de euros, una cifra que se ha disparado a más de 7.000 millones de euros después de casi 15 años de planificación y construcción.

Lufthansa, que se convertirá en la aerolínea de referencia -inicialmente era la desaparecida airberlin- aseguró que, en esta oportunidad, los operadores del aeropuerto habían hecho una promesa firme.

El director general del aeropuerto, Engelbert Lütke Daldrup, dijo que está seguro de que los primeros aviones aterrizarán allí el 31 de octubre de 2020, y que las primeras salidas se realizarán al día siguiente. Sin embargo, el presidente del Consejo de Supervisión, Rainer Bretschneider, comentó que todavía había «deficiencias» que debían abordarse rápidamente para alcanzar este objetivo.

El nuevo aeropuerto

El aeropuerto tiene fijado el objetivo de gestionar un tráfico de 27 millones de pasajeros al año inicialmente, una cifra que supone la mitad del tamaño del principal aeropuerto de Alemania, el de Frankfurt, y menos de un tercio del tamaño del aeropuerto más transitado del mundo, el de Atlanta. Será el tercero más grande de Alemania.

Sectores del país reclaman que, casi tres décadas después de la caída del Muro de Berlín y de que el gobierno se trasladara a Berlín, la capital de Alemania sigue a la espera de su nuevo aeropuerto internacional.

«El aeropuerto estaba destinado inicialmente a ser un escaparate de la capital alemana, en consonancia con el creciente estatus de la ciudad como un gran destino turístico y un centro de poder político», han apuntado.