Los 10 albergues más bonitos y a la vez baratos de Europa

(Europa).- Un albergue es el lugar ideal para alojarte, y no sólo para los veinteañeros. Incluso los que buscan los lujos de los grandes hoteles, disfrutar de unas vacaciones de lo más divertidas y, por supuesto, ahorrar un poco. Repartidos por todo el mundo podemos encontrar albergues preciosos que son para todas las edades y para todos los gustos. El número de los que quieren sorprender a sus invitados con un estilo súper creativo va al alza. Así que, después de una larga investigación, Skyscanner ha seleccionado los 10 albergues más bonitos de toda Europa. ¡Ahora te toca recorrerlos todos!

Arkabarka Floating Hostel – Belgrado, Serbia

Arkabarka-Floating-Hostel-Serbia

En el corazón de uno de los parques más hermosos de la ciudad, a orillas del río Danubio y rodeado de zonas verdes (pero también a pocos minutos a pie del centro) está el Arkabarka, un albergue flotante que te hará enamorarte a primera vista. Todo de madera, con habitaciones acogedoras, grandes ventanas sobre el agua y una hermosa terraza para que desayunar arrullado por la melodía del fluir del río y los sonidos del parque. No te preocupes si te mareas en un barco, aquí las aguas están calmadas.

Sleeperzzz – Escocia, Reino Unido

Sleeperzzz

Hace tiempo se viajaba en tren y se dormía con el traqueteo de las vías a lo largo de noches y noches, cruzando paisajes de sueño y viéndolos desaparecer rápidamente por la ventanilla. ¿Hace tiempo? Realmente, es algo que sigue haciéndose, aunque con menor popularidad. Si te apetece vivir una experiencia similar (pero sin el movimiento ni el ruido) tan sólo tienes que acercarte a Rogart, un pueblecito de las Highlands de Escocia donde encontrarás un viejo tren perfectamente restaurado y reconvertido en albergue, con camas y literas situados de una manera estratégica y acogedora en los vagones y la máquina. Y fuera, una naturaleza de primera.

Kadir’s Treehouses – Olympos, Turquía

kadirs-tree-houses

¿Eres amante de la aventura, y más todavía si es en un entorno de naturaleza salvaje y exuberante? Nada mejor que pasar cualquier noche en una de estas fantásticas casitas… sobre las ramas de los árboles. En la costa sud de Turquía hace algunos años que han proliferado estos pueblecitos suspendidos y nosotros hemos elegido las casas arbóreas de Kadir por ser súper auténticas. Ofrecen habitaciones de todo tipo (desde las individuales hasta apartamentos familiares, todas preciosas) con todo tipo de comodidades y un programa de actividades fabuloso: excursiones, inmersiones y noches junto al fuego. Perfecto para los mochileros, incluso para los que sufren de vértigo.

Ostello Bello – Milán, Italia

ostello-bello

Muchos afirman que en Italia la cultura de ir de albergue todavía no está suficientemente arraigada. Quizás sea así, pero lo cierto es que el Ostello Bello es una fantástica elección. Premiado en todo el mundo, esta perla hecha en Italia (a pocos pasos del Duomo y los Navigli) ofrece habitaciones con baño privado, terrazas con  hamacas, espacio para trabajar, barbacoa, instrumentos musicales y libros para los huéspedes, además de un bar y un restaurante de cocina típica con productos recogidos directamente del huerto… por no hablar de las áreas de juego. En una palabra: todo lo que siempre quisiste encontrar en un albergue de ciudad, y a buen precio.

Ostel – Das Ddr Hostel – Berlín, Alemania

ostel

¿Amas Berlín pero siempre te has preguntado cómo debía ser vivir en la capital alemana durante los tiempos del Muro? Aquí encontrarás la respuesta. Este espléndido albergue de diseño reproduce fielmente la decoración y la atmósfera del Berlín Este de los años 1970 y 1980, con muebles vintage originales y una gran atención al detalle, desde las mamparas de las lámparas hasta las radios y televisiones de época que se usan como complementos en las habitaciones. Tienen habitaciones y apartamentos pequeños, e incluso una terracita sobre la azotea con flores. Al cruzar la puerta, la vida animada de Kreuzberg y Friederichshain te hará volver al presente en pocos minutos.

Hostel Celica Art – Liubliana, Eslovenia

Hostel-Celica-Art

Desde hace algunos años se ha puesto de moda la costumbre de reformar y transformar edificios antiguos se ha extendido por muchas ciudades europeas, y con resultados de lo más interesante. Es el caso del Celica, una antigua cárcel que hoy acoge a un albergue precioso fruto del trabajo de 80 artistas que han participado en la renovación de la estructura y de las celdas. Tiene 20 habitaciones, todas diferentes y todas con pequeñas obras de arte, con mosaicos, estructuras vanguardistas de madera para estructurar mejor el espacio, colores y muchas comodidades. Tiene incluso una sala de meditación, perfecta para tomarte un respiro regenerador durante tu viaje.

Jumbo Stay – Estocolmo, Suecia

jumbo-stay

¿Has dormido alguna vez en un avión? Posiblemente sí, pero seguro que no en una cama de matrimonio en la cabina del piloto. Podrás hacerlo en Arlanda, el suburbio del aeropuerto de Estocolmo, donde está este Jumbo 747 construido en 1976 y comprado en 2007 por el dueño de un albergue sueco que quería realizar un sueño. Después de un año de trabajo su sueño se ha convertido en realidad y en 2008 el albergue abrió sus puertas. No pierdas la oportunidad de pasar una noche en una de sus 27 habitaciones en las que, a pesar de estar en tierra firme, te sentirás volar.

Lisbon Destination Hostel – Lisboa, Portugal

Lisbon-Destination-Hostel

La cadena Destination tiene tres albergues en Lisboa y es difícil elegir sólo uno para incluirlo en esta selección. Gana el que está en el centro por su extraordinaria localización, cerca de la estación de tren de Rossio, un edificio blanco de intrincada decoración en el corazón alegre de la capital portuguesa. Aquí encontrarás habitaciones acogedoras y luminosas, una atmósfera relajada y, sobre todo, un precioso jardín interno cubierto por una cristalera en el que podrás ver pasar el tiempo tumbado sobre una hamaca o sentado sobre cojines gigantes, retomando fuerzas después de las noches locas lisboetas.

Vertigo Vieux-Port Hostel – Marsella, Francia

Vertigo-Vieux-Port-Hostel

Este delicioso albergue abierto en 2007 disfruta de una posición comodísima, cerca de todos los lugares más interesantes de la ciudad y a pocos pasos de la estación. Pero su verdadero encanto reside en su interior, debido a que es fruto de la unión de dos antiguos edificios pequeños y que ha sabido mantener las características más hermosas y auténticas del estilo marsellés, que se unen a los trabajos de los artistas locales en el espacio y a los toques de diseño moderno. Encontrarás arcos de ladrillo a la vista, sillas vintage del cine de los años 1960, viejos mapas, murales y muchísimas más sorpresas, como la romántica terraza que transformará tu viaje en una película francesa.

Kex Hostel – Reikiavik, Islandia

Kex-Hostel

En nuestra lista no podía faltar un homenaje a todos los hípster del mundo que seguramente se encontrarán como en casa en este paraíso trendy en el centro de la capital islandesa. El bar con productos frescos y biológicos te dará la bienvenida cada mañana después de que hayas dormido en habitaciones arregladas con un gusto impecable, lleno de madera y con tejidos cálidos como una verdadera casa del Norte. Entre los extras encontrarás un gimnasio, un restaurante pequeño (de comida local, por supuesto) e incluso una peluquería, todo en un estilo vintage perfecto y terriblemente acogedor. Ah, y por si no es suficiente, estarás en uno de los lugares más hermosos del mundo.

#NacidoparaViajar